Blogs cristianos

sábado, 9 de julio de 2011

Baptized by Blazing Fire, Día 24

“En los postreros días vendrán tiempos peligrosos: habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, detractores, desobedientes a los padres, ingratos, sin santidad, Sin afecto, desleales, calumniadores, crueles, aborrecedores de lo bueno, Traidores, amadores de los deleites más que de Dios; Tendrán apariencia de piedad, pero con sus acciones negarán la eficacia de ella,  a éstos evita”. 2 Timoteo 3:1-5.

Kim, Joseph:
Cuando oraba en lenguas, rompí en llanto con lágrimas de arrepentimiento. Había esperado mucho tiempo para poder hacerlo. Mi cuerpo se convirtió en una bola de fuego y entonces, cuando un espíritu maligno en forma de serpiente apareció, yo lo agarré y lo lance en el aire.

Lee, Yoo-Kyung:
Al orar fervientemente, un repugnante espíritu maligno apareció y voló sobre mí. Con sus alas de murciélago, se sostuvo frente a mí. Tenía ojos como sapo, nariz roja y una larga lengua. Me estaba irritando. Lo capturé, doblé sus alas y lo lancé lejos. La sangre era rojo oscuro y chorreaba de su area herida.

Al mismo tiempo, se me acercó una serpiente oscura, fea y negra se acercó a mí sigilosamente. Le tengo mucho miedo a las serpientes, más que a cualquier otro animal. Son criaturas repugnantes. A medida que se acercó a mí, no pude hacer nada, excepto gritar con los ojos cerrados, “Señor! Estoy muy asustada! Hay una serpiente aquí!” Jesús apareció instantáneamente, agarró la serpiente, y la tiró lejos.

El Señor me preguntó, “Yoo Kyung, ¿estás bien? ¡No te asustes! Respondí “Sí, Señor!” “Vámonos al Cielo.” Yo tomé su mano y nos fuimos para el Cielo. En el camino, Jesús me pidió que cantara alabanzas durante nuestro vuelo a través de la galaxia. Había muchas estrellas. Cantamos “Alaba Oh! Alma Mía!” varias veces. Después de visitar el cielo,  regresamos a la Iglesia del Señor, y yo continué orando.

Jesús se acercó al Pastor Kim, y escuchó cuidadosamente como él oraba. Jesús estuvo escuchando por largo tiempo y al mismo tiempo, le tocaba donde el Pastor sentía dolor, que era por toda su espalda, donde los espíritus malignos lo habían mordido. Luego, se acercó a Joseph y gritó, “Arrepiéntete, más, más, laméntate! Sólo cuando clames las puertas del Cielo se abrirán!” Joseph lloró mucho hoy, él estuvo experimentando el arrepentimiento con lágrimas.

Jesús regresó a donde yo estaba y aparecieron algunos ángeles. El Señor puntualizó, “Yoo Kyung, no te enfermes, mantente siempre saludable. Ánimo!” Los ángeles aún gritaron, “Santa Yoo Kyung! No te enfermes!” Con estas expresiones, el Señor y yo hicimos una seña de “Ánimo!”. Luego, nos despedimos.

Lee, Haak-Sung:
A medida que oraba, muchos ángeles bajaron a través de una puerta. Los ángeles me rodearon y me pusieron una capa protectora. Le pregunté a los ángeles que estaban haciendo.  Ellos me dijeron que me estaban rodeando con capas protectoras. Al momento en que los ángeles me cubrían con las capas protectoras, el fuego santo ardía y me calentaba. Vi a un espíritu maligno que estaba presente, él estaba parado fuera de la capa protectora. El espíritu maligno tenía un cuchillo y me recordó la película de Chucky. Se acercó a uno de los ángeles que estaba ocupado con la capa protectora. El espíritu maligno quiso clavarle el cuchillo al angel, pero este instantáneamente se derritió y su mano se encendió en fuego.

Luego vi a otro espíritu maligno acercándose. Se veía como un árbol muy viejo. A medida que se acercaba lentamente a mí, levantó su mano y tocó la capa protectora. Una vez que la tocó, se encendió en fuego y las llamas lo envolvieron por completo. El árbol salió huyendo y gritando.

Los ángeles estuvieron también colocando capas protectoras alrededor de la diaconisa Shin quien estaba orando. Los ángeles sumaban alrededor de 200. Todos ellos estaban trabajando colocando capas protectoras alrededor de todos los miembros de la iglesia. Luego, me dí cuenta de que había un espíritu maligno fuera de mi capa protectora parecido a un hombre amarillento y que avanzaba hacia mí. El espíritu maligno intentó penetrar a través de las capas protectoras, pero las capas se hacían muy calientes, como fuego ardiente. Finalmente,  se rindió de su intento por entrar. El espíritu maligno se fue entonces hacia la diaconisa Shin. Afortunadamente, ella estaba cubierta con las capas protectoras y fuego. No podía penetrar dentro de sus capas. El espíritu maligno voló hacia mi madre. A medida que se acercó a ella, se encendió en fuego y desapareció.

Repentinamente, una enorme luz brillante irradió desde el cielo. Vi un ángel enorme, alto viniendo hacia la iglesia, cabalgando un caballo blanco. La visión era impresionante, me quedé sin aliento, mi corazón palpitaba rápidamente. El ángel vino hacía mí y se presentó. “Hola, yo soy el arcángel Miguel.” Otro ángel brillante estaba justo detrás de Miguel. El ángel que seguía a Miguel era el arcángel Gabriel. Gabriel estaba llevando una gran bandera. Ellos me explicaron que cuando el arcángel Miguel derrota los espíritus malignos, el arcángel Gabriel ondea la bandera de victoria de lado a lado detrás de Miguel. El arcángel Miguel y Gabriel eran aproximadamente de la misma estatura. Se detuvieron silenciosamente a observer al pastor orando. Al ser testigo de esta asombrosa visión, estuve atónito.  Fue difícil para mí, distinguir si estaba soñando o si estaba presenciando algo real.

No hay comentarios: