Blogs cristianos

sábado, 28 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 18 cont...

Baek, Bong-Nyo:

Con cada visita al infierno, había un sentimiento que no podía imaginar, y es un lugar de miseria e infelicidad. Es un lugar que no se puede describir con palabras. Nuestra comprensión humana, entendimiento, sabiduría o conocimiento no sirven en este lugar terrorífico llamado infierno. Sólo existe eterno sufrimiento, agonía y gritos en este lugar.

El Señor mantuvo mi mano sujeta, y cuando entramos el camino se hizo muy estrecho, tanto que cabía una sola persona, no podía ver el final del camino ni cuan lejos era. Pero si tenía un final. Además, a cada lado del camino, se podía observar las almas sumergidas en el dolor. Jesús me advirtió, “Ten cuidado!” y cuando miré de cerca a ambos lados del camino, había un abismo tan profundo que se extendía hasta donde llegaba mi mirada. Descuidándote sólo por un segundo, podías caerte inmediatamente por allí. Me sentí débil, pero continué. Apreté fuertemente la mano del Señor y lo seguí. Mientras más profundo ibamos, a ambos lados del abismo, pude ver incontables Calaveras amontonadas tan altas como el cielo. Lo extraño era que las calaveras no estaban muertas, sino que se movían lentamente como si estuvieran vivas, gritaban como diciendo algo. Los gritos llenaban nuestros oídos. Sonaba como avispas que estaban alrededor de nosotros. Cuando observé detenidamente, las calaveras se movían alrededor y ellas iban desordenadamente subiendo, alguna resbalaba y caía. Luego se levantaban para subir de nuevo. Se quejaban y se gritaban unas a otras, “Oh! Es sofocante! Tú bastarda, muévete! Te vas a mover?”.

Urgentemente, le dije a Jesús, “Por favor, Señor! Es demasiado desagradable. Este olor es putrefacto!. Necesito salir de aquí. Como pueden estar aquí estas calaveras? Estas calaveras, qué tipo de humanos eran ellos?” Cuando le pregunté a Jesús, él respondió, “En este lugar hay ladrones quienes trataron de robar y por error una chispa encendió un fuego y ellos murieron, otros murieron quemados mientras dormían en un hotel, otros seducían hombres y murieron también en el fuego, aquellos que podían trabajar con su cuerpo pero recurrieron a la mendicidad, aquellos que se ahogaron o se accidentaron durante una excursión, quiénes fueron asesinados por sus padres y muchos otros de que murieron de maneras distintas”. Habían incontables calaveras.

Todavía no puedo olvidar las palabras que gritaban. De un lado, ellos decían, “Uds, bastardos! Hay demasiada gente aquí! Este lugar putrefacto me está matando!”. Luego, las calaveras de abajo decían, “Uds bastardas que están en el tope! Nos están estripando! Deténganse!”. Estas calaveras tenían muchas heridas punzantes en sus cabezas.

El Señor y yo caminamos cuando un olor terrible comenzó “Señor, qué es ese hedor? Huele como a carne en estado de descomposición?” y el Señor respondió, “Sí, tienes razón! Mira cuidadosamente!” Y cuando observé, los cuerpos desprendían un líquido que se desbordaba como en un océano. Yo continue, “Señor! No hay calaveras o huesos aquí. Porqué el olor es espantoso?” Jesús dijo, “La carne y los huesos se han podrido.”

Caminamos un poco más y a nuestra derecha había una tierra llana, árida y estéril. Había una planta similar a un cactus, y era enorme, pero este cactus no tenía espinas visibles. En frente de la planta, había un enjambre de insectos diminutos y en la planta, se observaba como algo moviéndose. El tronco era grueso y sus ramas delgadas y abundantes. El color de las hojas se iban tornando gradualmente de verde a rojo.

Jesús me pidió que mirara de cerca. Cuando caminé hacia la planta que parecía un cactus, ví a mi hermano menor en el medio con incontables cuerpos desnudos todos enredados y unidos al cactus. El cuerpo de mi hermano y de los otros estaba cubierto con diminutos insectos. Estos insectos estaban mordiendo la carne de los cuerpos mientras la gente gritaba de dolor. Aunque todos estaban gritando, pude oír la voz de mi hermano muy claramente, “Hermana, Mi querida Bong-Nyo! Porque estás aquí de nuevo? Ouch Esto es insoportable! Muy doloroso!” y continuó gritando. Todos los tipos de insectos mordían y desgarraban la carne. No podía ver la carne, porque los insectos los cubrían y les causaban mucha agonía.

Miré a la derecha del camino y había un hoyo tan profundo como nuestra estatura. Su anchura era apróx tan grande como la mitad de la tierra. El hoyo estaba repleto de gente, tantas que no se podían contar. Estaban todos desnudos y cubiertos de gusanos. Era difícil distinguir si eran gusanos o humanos (Marcos 9:48).

Pensé que iba a desmayarme cuando mis ojos se encontraron con mi madre, quién estaba esperando para entrar en el hoyo. Sorprendida, mi madre gritó, “Mi hija, Bong-Nyo! Escuché que no te sentías bien, pero porque estás aquí de nuevo?” Luego, ella estalló en llanto. “No quiero venir al infierno, pero el Señor continua trayéndome. Qué puedo hacer?” y mi madre comenzó a suplicar al Señor. “Señor! Porque tu estás permitiendo que mi hija me vea sufriendo en el infierno cuando sabes que eso le duele a ella mucho?” y ella lloró y sollozó sin descanso.

Madre! Aunque te veo sufriendo mucho, no puedo hacer nada para ayudarte. Lo siento!” y mi madre me suplicó. “Por favor, Bong-Nyo! No vengas al infierno. Yo morí y vine aquí a sufrir, pero tu debes continuar siguiendo al Señor hasta el final! No termines aquí como yo, asegúrate de ir al cielo!”

Yo rogué y supliqué a Jesús. “Jesús! He pecado mucho más que mi madre! Yo tiré todo a la basura, incluyendo a mi familia, viviendo egoístamente, y mi madre fue la única que cuidó de mis hijos! Yo fui una que hice todo mal, por favor, envíame a mí en lugar de mi madre! Es totalmente mi culpa! No hay algo que puedas hacer?” Estuve frustrada y desconsolada, entonces, solté el llanto. Lloré y lloré. Empecé a orar al Padre celestial. “Querido Padre celestial, no soportó ver a mi madre en tanto dolor! Por favor, perdónala! Puedes reemplazarme por ella? Es totalmente mi culpa que ella esté en el infierno ahora. Por favor, ayúdame! Dios! Padre!” y en el momento en que yo grité más fuerte, los demonios sin compasión metieron a mi madre en el hoyo.

Quise ir y despedazar a estos demonios en trozos. Mi madre chilló cuando fue atrapada en el hoyo infestado de gusanos. Tan pronto como mi madre entró, los gusanos rápidamente se subieron a ella. Ella continuó llorando en agonía y saltando. Muchas personas estaban como mi madre. Los gusanos penetraban hasta los huesos. Luego, el grito de mi madre se fue hacienda menos intenso. Al mismo tiempo, comencé a escuchar a mi hermano menor sufriendo a mi derecha, y volteé la cabeza, sólo para conseguirme con sus ojos. Mi hermanó gritó “Hermana! Los gusanos están comiéndome. Oh! Tengo mucho dolor! Hermana! Por favor! Súplicale a Jesús que me ayude, ahora!”

Cuando los gusanos entraron en el cuerpo de mi hermano, el veneno que ellos desprendieron hizo que todo su cuerpo se volviera negro. Mi hermano se suicidó pero no tenía idea de que el castigo por este pecado era tan terrible. Le pedí al Señor una vez más que tuviera misericordia de mi hermano, pero el Señor dijo que era muy tarde. Y aún cuando le rogué al Padre, él dijo que no. Pronto el cuerpo de mi hermano, se convirtió en un esqueleto, y aún así continuaba gritando. “Hermana! Deja este lugar pronto!. Nunca debes regresar a este lugar. Entiendes?”

El Señor me explicó la razón por la cual mi hermano y los demás estaban siendo torturados. “Aquí hay hombres que vivieron con dos o tres mujeres, yendo de una a otra; o de un hombre a otro, durmiendo unos con otros, aquellos que se suicidaron, aquellos que iban a la iglesia y cometieron adulterio, otros murieron en las montañas, o asesinados por perros y muchos otros están aquí”.

Una vez más, procedí a tomarme de la mano de Jesús, cuando vi ante mí, una herramienta que me sorprendió. Parecía una cortadora, pero nunca había visto un objeto tan grande y terrorífico como este. Un demonio enorme estaba sosteniéndola y esta, era tan grande como la tierra, estaba preparándose para cortar gente.

Jesús explicó claramente, “Este demonio es el 10amo más grande en el infierno”. Este demonio tiene muchas cabezas, y se ve exactamente como los duendes que he visto en los libros de cuentos. Empezando por la cabeza, luego las piernas y el resto del torso, estaba cubierto de cuernos. El demonio trataba a la gente sin piedad, como polvo.

Mientras estaba mirando al demonio y a mucha gente haciendo una fila, escuché a alguien llamándome “Hermana!, hermana! Sra! Sra!” entonces me volví para escuchar la voz. Me sorprendí, era el papá del pastor Kim Yong-Doo.

El papá del pastor me preguntó, “Por que mi hijo no viene aquí?”. El exclamó que extrañaba mucho a su hijo. “Yong-Doo! Mi amado hijo! Lo extraño mucho!” Gritó. Me preguntó, “Hermana, porque vienes tan seguido para acá?”. Entonces le dije que era Jesús quién me llevaba hasta allá. El hombre continuó “Es verdad que mi hijo es un pastor ahora? Tu asistes a la iglesia de mi hijo?” y cuando yo dije que sí, él continuó. “Porque es que tu vienes constantemente y no mi hijo?” El argumentó en un tono fuerte, pero cuando se dio cuenta de que Jesús estaba al lado mío, su voz se suavizó. Cuando él mencionó a su hijo la primera vez, lo hizo por su nombre de pila pero cuando vió a Jesús, cambió su manera de expresarse y lo hizo con respeto. Empezó a sollozar diciendo “Extraño mucho a Yong-Doo. Desearía poder ver al pastor Yong-Doo”.

El demonio en el infierno que sostenía la cortadora empezó a cortar a la gente que estaba haciendo la fila. No pude ver más esta escena. Los gritos resonaban en mis oídos. Los demonios se estaban regocijando. Cuando le tocó el turno al papá del pastor, él rogó “Hermana, puedes pedirle al Señor para que me salve en este momento? Por favor, te lo suplicó!”. Sabía que no tendría éxito, pero lo hice. “Señor, El es el papa del pastor. Podrías hacer algo por él?” Jesús respondió firmemente, “No hay nada que pueda hacer! Es demasiado tarde!”.

Le respondí al padre del pastor Kim, “Señor, no tengo la fuerza para ayudarlo. Aunque el Pastor Kim Yong-Doo estuviera aquí, sólo podría mirar y no podría ayudarlo. Le hablaré de ti. Lo siento mucho, señor. No puedo ayudarlo”. Antes de que pudiera terminar mi respuesta, el demonio comenzó a cortar furiosamente los dedos de los pies del papá del pastor uno por uno. El demonio comenzó a cortar en tiras el resto de la pierna del señor como si fuera un rábano. “Ay! Por favor, Sálvame! Lo siento, por favor, deténgase! Perdóname”. Fue horrible, porque en el infierno no existe la muerte; los gritos y la realidad del dolor llenaban el ambiente.

Así como en el mundo físico, uno sangra y todos los sentidos existen; así es en el infierno, se siente cada dolor y se sufre terriblemente. Cuando terminó con una pierna, el demonio siguió cortando la otra. No pude soportar ver esta terrible escena con mis ojos. No sé como describirla en palabras. Miré a Jesús y grité “Señor! Tengo mucho miedo!”.

El papá del pastor lloraba y en medio del dolor decía “Ay de mí! Yo morí por una enfermedad, y pensé cuando que cuando estuviera muerto todo habría acabado y estaría sin preocupaciones. Pensé que descansaría en paz sin tener que trabajar! Pero no es así!” y el movía su cabeza de lado a lado violentamente con amargura. Después de cortarle la pierna, el demonio gritó “Ahora, debo comenzar con tu cuerpo?” y cortó su torso vertical y horizontalmente. Tomó las piezas y las cortó en piezas más pequeñas, y más pequeñas.

Ah! Cómo puedo describer esta escena? Las escenas que estaban delante de mi, son la realidad del infierno. No fue un sueño. El demonio sabía exactamente que Jesús y yo lo estabamos viendo, pero fue indiferente y se concentró en su trabajo. El infierno es un lugar miserable donde no se hay sentido común, valores humanos o conciencia.
Después de todo esto, el demonio tomó los restos de lo que quedaba de las cabezas y los desmenuzó con su mano. La cabeza luego la cortó en pedazos y la colocó a freir en un sartén enorme. Este sartén tenía aceite hirviendo. Me sorprendí. Las llamas estaban bajo el sartén cubriendo sus lados. Los demonios encargados de freír las partes del cuerpo estaban eufóricos y la atmósfera como si hubiese una fiesta. La gente gritaba en agonía. La única cosa que no se frió fueron los huesos. El sartén tenía un mango grande y cuando los cuerpos se movían, los demonios celebraban. “Una vez más, hoy, nos saciaremos! Tenemos mucho para comer!” y cantaban una canción extraña y aplaudían. En ese momento, un gritó provino de dentro del sartén. “Hey, uds, bastardos! Sáquenme de aquí! Me están quemando vivo! Sáquenme ya!”. Un demonio se acercó y con una cuchara grande removió como si estuviera cocinando algo. Los gritos sonaron como cuando se cocinan cotufas. Los demonios decían, “Hoy, hemos tenido un gran día porque mucha gente nueva llegó al infierno, no es por eso que estamos celebrando y friéndolos ahora?” y se gozaban con eso. Estaba en shock, y no quise seguir viendo más esta escena.

“Señor, por favor! Salgámos de aquí ahora! Quiero salir de este lugar lo más pronto posible!”. Cuando le rogué al Señor, estuvo de acuerdo. “Si, es tiempo de irnos!”. Rápidamente, pasamos a otro lugar.

Seguimos descendiendo, la expresión de Jesús era de tristeza. Le pregunté “Jesús! Cuál es el problema? Hay algo mal?” Jesús respondió “El destino siguiente es la parte del infierno donde mis dos hijas están sufriendo”. Me quedé contrariada y pensé para mi misma, “Escuché que el Señor nunca se casó cuando estuvo en la tierra, qué es lo que está diciendo?” y me sorprendí. Jesús dijo, “No has estado en la iglesia por mucho tiempo, así que no conoces esto. Pero cuando regreses, pregunta en detalle acerca de lo que voy a mostrarte!”

El contenido de la historia es este: hubo dos hermanas cuyos esposos murieron, debido al juicio de Dios, y las hermanas no concibieron hijos. Las dos hermanas emborracharon al padre y luego se acostaron con él, primero la hija mayor y luego la menor al día siguiente, usando el mismo método y ambas tuvieron hijos (Génesis 19:31-38). Fueron las hijas de Lot, el sobrino de Abraham.

Jesús me mostró ese lugar, y ellas estaban en el medio de un foso ardiente gritando desesperadamente. El Señor estaba muy molesto y afligido con mucho dolor por lo que decidió que debíamos irnos rápidamente. El Señor dijo, “Bong-Nyo! Mi corazón está dolido a causa de estas dos hermanas, y conozco tu dolor, cuando ves a tu familia en el infierno. Pero, quiero que reflexiones en lo que has visto”. Cada vez que Jesús me llevaba al infierno, me compartía lo mucho que le dolía su corazón, pero esto lo guardó. Jesús dijo “Vámonos del infierno ahora!” y regresamos a la iglesia.

jueves, 26 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 18 cont...

Lee, Yoo-Kyung:

Mientras estaba orando, un demonio con alas como de murciélago y una calavera se acercó a mí. Este demonio tomó muchas formas diferentes de sí mismo, para asustarme. Era terrible, yo grité, “Tu, demonio! En el nombre de Jesús, fuera de aquí!” y con esto, se desapareció. Luego, Jesús apareció frente a mi.

“Mi querida Yoo-Kyung, cuál es el problema? Porqué estás gritando?” Jesús me preguntó. Le respondí “Señor, estoy aterrorizada por los demonios!”. Pero Jesús me dio confianza. “Tú no te preocupes! Vendré a ti”. “Señor yo expulsó los demonios en tu precioso nombre”, luego, él dijo satisfecho y sonriendo, “Si, hiciste bien, muy bien!, ven conmigo al cielo!”. El tomó mi mano, y pasamos por la cruz y llegamos al cielo.

Tan pronto como llegamos al cielo, Jesús me invitó a danzar con gozo. Yo dancé y dancé por un momento cuando de repente noté en la cabeza de Jesús, una corona de espinas. El estaba sangrando demasiado y su cuerpo y vestidura estaban llenos de sangre. Él no paraba de sangrar entonces yo lloré y supliqué a Jesús. “Jesús! Por favor, no sangres más. Señor, por favor!”.

Jesús replicó, “No, mi querida niña! Tengo que derramar mi sangre!” y continue mirando como seguía derramando su sangre. “Pero ahora en Cristo Jesús, a ustedes que antes estaban lejos, Dios los ha acercado mediante la sangre de Cristo” (Efesios 2:!3). Estallé en lágrimas y lloré mucho, entonces, Jesús paró de sangrar y dijo; “Está hecho, todo está hecho! Por favor, no llores ahora”. Con una voz suave Jesús me habló, “Yoo-Kyung, realmente te amo”. Estaba sobrecogida de emociones, entonces lloré de nuevo. Le dije a Jesús, “Jesús, los demonios asustan mucho!”. Luego, él respondió, “Yoo-Kyung, tu puedes derrotar a los demonios. Los demonios tienen miedo de tu fe, entonces, no te preocupes! Los ángeles están siempre aquí para protegerte!”. En ese momento, los ángeles se acercaron a mi y me vistieron con un traje con alas. Luego, volé con Yae-Ji a la playa del cielo donde antes estuvimos y danzamos y jugamos en el agua. Yae-Ji comentó mientras me miraba, “El vestido que estás usando es hermoso y te queda muy bien!”. Jesús me hizo una promesa, “Yoo-Kyung, mañana en la noche te mostraré el trono real de nuestro Padre!”. Luego, los ángeles me escoltaron de regreso a la iglesia. A la mañana siguiente, después de la vigilia de oración, fui a casa para dormir algo. Jesús apareció, “Mi querida Yoo-Kyung! Duerme bien! Cuando los demonios vengan, échalos fuera con tu fe” y me dejó dormir.

Baek, Bong-Nyo:

Estaba orando en lenguas cuando no pude ver nada y todo se volvió muy oscuro. Traté de entrar a la dimensión espiritual, por lo que oré en voz alta, cuando comencé a notar muchos objetos redondos entrelazados alrededor. Me sorprendí “Qué tipo de demonios fueron los que atacaron a nuestro pastor?” y oré específicamente para conocer su identidad. El pastor estaba sufriendo mucho con dolor así que dejó la adoración, el sermón y la oración. Como fui testigo de su agonía, quería vengarme del enemigo, así que determiné que iba a pelear en esta batalla. Me concentré intensamente cuando los objetos rodaron alrededor con el fin de distraerme.

Clamé a Jesús y oré fervientemente. “Señor, ayúdame! Cómo pueden estos demonios estar en círculos como ahora? Esta es la primera vez que los veo?”. Luego Jesús se acercó a mí y me habló claramente. “Míralos cuidadosamente”, y cuando él terminó de decir esto, los demonios cambiaron su apariencia a tortas. Habían aprox 20 de ellos, y rodaban por toda la iglesia espíando y esperando alguna oportunidad para atacar. Jesús dijo, “Este tipo de demonios patéticos fueron los que mordieron y torcieron el brazo del pastor Kim ayer! Yo los tomé y los puse en el infierno, pero ahora están de nuevo preparados para atacar a mis siervos. Bong- Nyo! Debes tener mucho cuidado”.

El líder de los demonios tuvo una orden secreta proveniente desde el infierno. “Hay un miembro en la Iglesia del Señor con el don espiritual de la vista llamada “Bong-Nyo” y ella puede distinguir quienes somos. Concéntrense en atacarla!”. Estos demonios vinieron a atacarme. Si el Señor no me hubiera revelado estos demonios, hubiera sido difícil verlos, aún teniendo el don de la vista espiritual. El Señor dijo que cuando oraba intensamente, sería capaz de ver aquellos espíritus malignos sin forma. Entonces, oré en lenguas y grité, cuando de repente la identidad de los demonios me fue revelada. Luego, los demonios desaparecieron y ángeles descendieron desde el cielo.

Espléndidos ángeles descendieron del cielo y me hablaron, pero su gloriosa apariencia siempre me pone nerviosa. Ellos no pueden compararse con otros ángeles. He visto al ángel Miguel varias veces, por lo que soy capaz de reconocerlo y el ángel al lado de él, era Gabriel, a quién había conocido pocos días atrás y había intercambiado un saludo y unas pocas palabras. Ambos ángeles usaban dorado resplandeciente. Brillaban de manera impresionante. Pregunté “Ángel Miguel, Qué te trae por aquí? Y por qué vienes con otro angel? ”

El ángel que estaba al lado de Miguel dijo, “Yo soy Gabriel, el ángel que está al lado de Dios”, y se presentó a si mismo. “Nuestro amado Señor Jesús nos encomendó escoltarte, entonces, vinimos personalmente”. Se movió rápidamente y yo no supe que hacer. Me sentí muy pequeña por como el Señor estaba tratando a alguien tan insignificante como yo, de una manera muy especial. No supe como reaccionar. Podía sentir los latidos de mi corazón, los seguí. Llegamos al cielo y los ángeles me llevaron a una montaña. La montaña era hermosa. Automáticamente, salieron de mi palabras de admiración!. La montaña resplandecía y reflejaba una luz que irradiaba a su alrededor. Jesús estaba sentado en la montaña sosteniendo una vara y él parecía estar absorto en sus pensamientos.

Tan pronto como miré a Jesús, estuve feliz de verle, grité “Jesús, Jesús!”. El Señor me saludó con gozo. “Bong-Nyo, estás aquí? Ven. Este es el famoso jardín del Edén!”. Yo pensé “Este es el jardín del Edén que he escuchado antes!” y caminé por el jardín con el Señor.

El jardín del Edén es muy impresionante, no podría describirlo con palabras, lo que vi con mis ojos era como un sueño. Caminar con Jesús en ese jardín fue un honor. El Señor me habló tiernamente “Bong-Nyo! Fue difícil echar fuera los demonios del pastor Kim ayer. Debes estar exhausta, no? Los demonios que entraron en el pastor se adhieren fuertemente y no son fáciles de salir! Ellos se transforman. Cuando vi que el pastor iba a manejar para llevar a Shin Sung-Kyung a su casa y sus ovejas más jóvenes querían ir con él para protegerlo, esto movió mi corazón para actuar!” “Si, Señor, yo conozco eso!”.

El último demonio que estaba dentro de él, estaba determinado a atormentarlo tanto como fuera posible. Así que tuve que usar fuerza para sacarlo. Desafortunadamente, en tu iglesia aparte de las ovejas jovenes, tu eres la única que puede ver el infierno, entonces, qué debo hacer? Sé que es difícil para ti, pero yo apreciaría si tu puedes ser más paciente”.

Ahora, el pastor Kim Yong-Doo tiene que escribir y perseverar en registrar, entonces, no tiene opción. El infierno que tu has visto no es el infierno en su totalidad, pero es una pequeña porción de él. Es el deseo del Padre celestial que muchas almas se salven a través de esto. Me rompe el corazón tener que seguir llevándote al infierno y sé que tu corazón también se rompe. Desde ahora, te mostraré sólo un poco, pero observa cuidadosamente y reporta exactamente lo que viste al pastor Kim!”

Le pedí a Jesús un favor. “Jesús! Si tu insistes, pero por favor, no me muestres mi madre y mi hermano. No puedo soportar el dolor cuando los veo a ellos!”. Pero Jesús respondió, “Eso no es posible! Debes mirar cuidadosamente para que puedas testificar verdaderamente”. Tan pronto como terminó de hablar, el Señor me tomó de la mano y me llevó al infierno.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 18 cont...

Kim, Joo-Eun:

Continué orando por un tiempo cuando Jesús se me apareció, llamándome por mi apodo. “Sesame! Mi querida Sesame, eres buena echando fuera los demonios!”. Entonces yo le hice una pregunta “Jesús, recordé algo que mi padre dijo que debía preguntarte. Hay pastores que dejan su llamado y regresan a sus trabajos seculares. Qué pasa con estos pastores?” Jesús respondió “Tú eres muy joven para explicarte esto, pero presta atención y dile al pastor exactamente lo que te voy a decir”. Luego, él empezó a explicar.

Los pastores a quiénes se les ha llamado a ser pastores serán juzgados duramente por mi Padre celestial. Mi padre les hablará fuertemente en el día del juicio. Tú, porque dejaste de ser un pastor? Te di las habilidades para ejercer tu llamado como pastor, pero porque tomaste la decisión de detenerte sin mi permiso? Tu cometiste un grave error. Debiste arrepentirte!”. Y eso es lo que Él dirá. Con este recordatorio de su vida en la tierra, ellos deben obedecer obedientemente y continuar caminando conmigo.

También hay gente que falla en mantener el día del Señor como santo, y hacen lo que ellos quieren. Abren sus negocios, y estos son aquellos que no han nacido de nuevo en el poder del Espíritu Santo. No debería haber transacciones comerciales en Domingo. Muchos proclaman su salvación con sus bocas, pero están equivocados. Si realmente fueran salvos, sus vidas lo reflejarían como tal!". Nuestro padre en el cielo nos vigila atentamente a todos nosotros. Para el Padre, cada alma es preciosa, y cuando estas almas escogen voluntariamente ir al infierno, esto le duele profundamente. El derrama muchas lágrimas todo el tiempo!

Yo pregunté, “Jesús! Algunas veces, he visto en TV gente peleándose dentro de la iglesia y esto realmente me avergüenza. Porque la congregación y el pastor pelean? En tal circusntancia, de que lado estás tu?.” Jesús me reprendió, “Tú estás muy joven, tu siempre haces tales preguntas?. Entonces, yo respondí, “Señor, soy la hija de un pastor. Me da tristeza ver cuando un pastor es expulsado de su iglesia!”.

Jesús respondió, “Con frecuencia, el pastor comete errores y eso es un problema. Más importante, cuando la congregación se molesta y bota al pastor, comete un pecado grave. Aun cuando las personas hayan cometido esto en el pasado, si se arrepienten y se vuelven a Dios, todavía pueden entrar en el cielo. No deben repetir tal pecado!”.

“Señor! Tengo algo más que preguntarte!” insistí. Jesús dijo, “Desde que mi pequeña Sesame recibió el don de profecía, tiene muchas preguntas que hacerme? Si, adelante, pregúntame”. “Jesús, todos estamos orando juntos, pero porque tu tomas sólo a la hermana Baek, Bong Nyo y su familia y los llevas al cielo y al infierno diariamente Nosotros somos la familia pastoral, no? Mi familia pareciera que tuviera más fe, pero porque tu Señor, amas solamente a Haak-Sung, Yoo-Kyung y a la hermana Baek Bong-Nyo?”.

Jesús soltó la risa con mi pregunta y respondió, “Mi querida Joo-Eun, esto no es verdad. Ellos han tenido una vida dura. Mira! Haak-Sung y Yoo-Kyung psicológicamente están en desventaja con relación a los demás, tienen limitaciones, cierto? También, la hermana Baek Bong-Nyo permanece en cama por un dolor de espalda. Ellos no tienen que comer y viven en un cuarto pequeño, pero ellos oran sin cesar!. Ellos no saben cuando serán echados a la calle, y aún ellos obedientemente oran diligentemente! Ellos necesitan mi protección!. Uds tienen muchos miembros familiares, pero ellos no tienen ni padre ni esposo. Es por esto que ellos necesitan mi atención especial!” (Éxodo 33:19).

Una vez más, le pregunté al Señor, “Jesús! El pastor está registrando todas nuestras experiencias espirituales ahora, pero cuando el libro esté completo, vas a tomar de vuelta los regalos que nos diste?”. El Señor dijo, “Joo-Eun, el don de profecía es un don muy importante que no es tan fácil de dar ni de quitar! El don de profecía sólo es tomado cuando el Padre celestial quiere que regrese, y será quitado sólo cuando él quiera que sea quitado”.

Volví a preguntar a Jesús, “Jesús la casa de nuestra familia en el cielo, cuan alto pueden llegar a ser?”. Luego, él respondió, “Serás capaz de verlo por ti misma, cuando ores diligentemente!”. Cuando tenga que preguntarle algo en detalle, él me animó siempre a orar primero. Jesús regresó al cielo y continué orando cuando ví mi alma flotando en el espacio. Cerca de mí, en el espacio, habían incontables estrellas, y la vía láctea se perdía delante de mi. Oré hasta la mañana siguiente y busqué a Jesús mientras oraba, aún cuando fui a casa.

Empecé a molestar al Señor, quejándome, “Jesús! Es cierto que tu visitas a Yoo-Kyung todas las noches y le cantas una canción para dormir? Entonces, porque no puedo tener una? Puedes cantarme una canción a mi también?”. Jesús se sentó al lado mio y me canto una canción. Luego él susurró amablemente, “Duerme bien!. Mi dulce Sesame, duerme bien”. Yo respondí a Jesús de esta manera. “Jesús, gracias por escuchar nuestras oraciones durante toda la noche”. Jesús apreció oir esto y se rió gozosamente en voz alta. “Sí, de hecho, mi Sesame, uds lo hacen muy bien. Ahora, a dormir!” El vovió a susurrar “Duerme bien, mi amada. No me iré hasta que estes dormida! Entonces, duerme mi niña” (Proverbios 3:24).

Baptized by Blazing Fire, Día 18

“Humíllense pues bajo la ponderosa mano del Señor, para que él los exalte a su debido tiempo… Sean sobrios y velad porque su adversario el diablo anda como león rugiente, buscando a quien devorar…” (1 Pedro 5:6-10)

Lee, Haak-Sung:

El pastor nos dijo en el sermón de la tarde, “Cuando los demonios aparezcan, no tengan miedo, sino peleen audazmente cara a cara!. Esos demonios no son nada, entonces no debemos tenerles miedo”. El pastor continuó “Cuando profundizas en el mundo espiritual y oras intensamente, encontrarás algo. Cuando tu los captures, hazlos pedazos y destrúyelos”. Pensé para mi mismo, “cómo podemos hacerle tal cosa a los demonios? El pastor Kim está exagerando y haciendo un show de esto”.

El Pastor repitió con una firme convicción, “Podemos hacerlo. Hemos sido atacados y abusados. Es ahora nuestro turno de vengarnos y atacarlos”. Yo respondí “Amén!”. Nuestro pastor ayudó a cada uno a estar de pie y nos enseñó visualmente como atacar. Cuando nuestra respuesta fue débil, él nos entrenó con confianza.

Podemos realmente capturar demonios?” Hasta ahora, nosotros éramos capaces de utilizar el nombre de Jesús como arma para echar fuera los demonios. Estuvimos en shock y tuvimos incredulidad con el hecho de que ahora podíamos entablar batalla mano a mano con ellos.

Estuve orando en lenguas por algún tiempo cuando dos demonios que había visto antes, regresaron. Uno de ellos llevaba en su mano una gran pluma de pavo real, y como antes, utilizó la punta de la pluma para hacernos cosquillas en la nariz. Traté de no detenerme en la oración. De repente, recordé el sermón que el pastor había dado en el servicio de la tarde. Yo simulé tomar la pluma que tenía el demonio, “Oh, cómo puede ser esto? La pluma estaba en mi mano!”. Fue milagroso. Empecé puyando al demonio una y otra vez con la punta de la pluma. El demonio chilló como un humano, “Ouch!”. Rápidamente, lo ataqué sin misericordia y brincó y cayó gritando. “Ouch! Sálvame!”. Un líquido verde comenzó a fluir de sus heridas. Debió ser sangre, la cual salía abundantemente.

El otro demonio vió todo esto. Era un demonio musculoso. Me quedé en shock y corrí lleno de miedo. En ese momento, estaba sonando la canción “Gloria, gloria, aleluya” y empecé a cantar. Canté por un instante cuando ángeles descendieron desde el cielo y danzaron en frente de mí. Jesús también estaba de pie y fui lleno de gozo.

El pastor Kim oró mientras sufría por las heridas que los demonios dejaron en su cuerpo. Jesús se acercó al pastor y continuamente tocaba sus heridas con sus manos. Vino a mi y me dijo, “Haak-Sung! No dejes que tus brazos caigan aunque yo sé que es difícil. La oración con las manos en alto tiene mucho más poder”. Le dije a Jesús, “Señor me están solicitando, quieren contratarme para que sea un funcionario público, qué debo hacer?”. El Señor respondió, “Sé paciente. Habrá una mejor oportunidad para ti, así que espera y continua orando”.

Kim, Joo-Eun:

Estaba orando en lenguas, cuando un demonio grande, con una cara redonda, vino hacía mi desde una esquina de la habitación. Tenía en la cara muchas bocas, y la más grande tenía dientes como drácula con dos colmillos afilados con sangre goteando de ellos. Vi también otro demonio, pero este sólo tenía ojos en toda su cara. Fue horripilante. No podia estar mirándolos.

Hoy, aparecieron continuamente demonios frente a mí. Yo grité fuertemente “Demonios, huyan de mí” y ellos se desvanecieron. Retomé la oración cuando de repente, un demonio que lucía realmente fuerte caminó hacia mí, mascullando “Hey! Detente, no ores. Tu oras mucho para ser una jovencita!”. No presté atención y seguí orando cuando él me miró fijamente a los ojos. Blanqueó los ojos, y luego se tornaron negros, me asustó mucho. Era terrorífico. Grité, “Hey, tu demonio!! En el nombre de Jesús, vete de mi!”. Entonces, el demonio se desvaneció. Como continue orando, el demonio que antes se le había aparecido a Baek Bong-Nyo decidió visitarme. Recordé su testimonio con este demonio en particular, por que era exactamente como lo había descrito. Ella era un demonio con apariencia de mujer hermosa vestida de manera formal y que vino caminando de manera ligera hacia mí. Este demonio era muy bello, nunca antes había visto uno así.

“Satanás se disfraza como angel de luz” (2 Cor 11: 14).

Habló de manera refinada. De hecho, me habló respetuosamente. “Por favor, no ores. Porqué estas orando?”. La ignore y continue orando diligentemente en lenguas. De repente, su tono y lenguaje se volvieron ásperos. “Hey, porque estás orando? Cuando tu oras, puedes ver algo especial?”. Luego, gritó, “Deja de orar!”. Les respondí, “En el nombre de Jesús huye de aquí” e inmediatamente ella se desgarró en dos y se reveló el verdadero demonio que era. No pude mantener la mirada porque era terrorífico.

Cuando recuerdo esto, no puedo imaginar como algo que parece tan hermoso, pueda ser tan horrible por dentro. No había visto hasta ahora ninguno tan bello, con un cuerpo y una cara perfecta con largas pestañas. Continué orando cuando ví un demonio con apariencia de niño con un pañuelo rojo. Se puso directamente frente a mí y concentró todas sus fuerzas en sus ojos, los que volvieron rojos. Oré nerviosamente y cuando miré de reojo al demonio, los ojos se le salieron de las órbitas una y otra vez. Traté de echarlo fuera en el nombre de Jesús, pero se resistió y no se movió fácilmente. Oré persistentemente, luego el demonio desapareció. Luego ví dos lunas crecientes que se convirtieron en un demonio redondo que rodó hacia mí. Este gritó, “hey, por que te estás burlando de mí? Deja de reírte. No me gusta!”. Empecé a reírme fuerte, a lo que él dijo “Hum” con irritación. Entramos en una pelea y perdimos. Nos molestamos y gritamos y de la misma manera, el demonio gritó y salió huyendo.

Con la oración, me he dado cuenta de la cantidad de demonios que hay, de lo diferentes que son y que se aparecieron también a otros miembros del equipo de oración. Todos los echamos fuera en el nombre de Jesús. Los demonios constantemente iban y venían pero se movían en confusión. Mientras oraba me sorprendía de lo que estaba haciendo el pastor Kim, entonces miraba a donde él estaba ocasionalmente, pero en vez de verlo a él, lo que veía era una bola de fuego en su lugar.

Sorprendida, abrí mis ojos, para confirmar lo que ví, y ví al pastor sentado en su sitio usual, orando. Cuando cerré mis ojos y mire, ví una bola grande de fuego ardiendo. Los demonios que estaban a su alrededor no podían atacarlo pero si lo miraban. Como no podían atacar al pastor Kim, se fueron hacia los miembros de la congregación para atacar. Los ataques no duraron mucho, cuando usamos el nombre de Jesús, se fueron.

En ese momento, al demonio femenino de cabello largo que se me había aparecido antes, se le esfumó el cabello y sin advertencia ni tiempo para prepararnos, el demonio atacó rápidamente. Me clavó los colmillos de su boca sobre mi brazo izquierdo. Traté de zafarmelo sin éxito. No pude pensar claramente porque el dolor era torturante. Luego, otro demonio me atacó. Era demasiado terrorífico, por lo que grité a todo pulmón. “Señor, señor, ayúdame, por favor, ayúdame!”. Me moví acercándome a la esposa del pastor, y continue orando con las manos en alto. De repente, ví un demonio redondo con unos ojos enormes tan grandes como su cabeza con un cuerno y que obstaculizaba mi camino. Alrededor de 100 demonios vinieron entonces a distraerme de mi oración. Yo los contraataqué gritando. “Uds demonios, porque viven así? Porque me están molestando?”. De repente, uno corrió hacia mí con sus colmillos afilados, gritando, “Queremos enviarte al infierno”. Yo respondí, “Qué? El infierno? Están locos!, uds, váyanse de aquí! En el nombre de Jesús, váyanse!”. Y en ese momento, todos se fueron!.

Después que los demonios huyeron, dejé salir un pensamiento “Wow! Qué tedioso!” Yo pensé que por mi edad, si obedecía al pastor y oraba diligentemente, mis ojos espirituales serían abiertos y podría visitar el cielo. Pero eso no era todo. Aprendí que cuando puedo luchar con los demonios y las fuerzas del mal en una batalla espiritual y ganarla, es sólo cuando puedo ir a visitar el cielo.

sábado, 21 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 17 cont...

Baek, Bong-Nyo:

Hoy estuve todo el día en casa y oré por el pastor Kim. Durante la oración, el Señor me mostró las casas de la familia del pastor en el cielo.

La casa del pastor Kim era de 360 a 370 pisos, y la casa de su esposa fue de 270 pisos. Ahora tiene 280. La casa de Joseph tuvo 4 pisos, pero el 5to estaba casi completo y la casa de Joo-Eun estaba completa hasta los 12 pisos y el 13avo piso estaba en construcción. Le pregunté a Jesús “Señor, las casas de Joseph y Joo-Eun construyen un piso al mismo tiempo, mientras que el pastor y su esposa construyen 10 pisos al mismo tiempo. Porqué es esto?”.

“El pastor no solamente prepara el sermón y bendice la congregación con el mensaje, sino que él ora diligentemente por uds. La oración del pastor tiene mucho más poder comparada con tu oración. La cobertura de un pastor sobre su congregación hace posible que la casa se construya rápidamente. Además, la esposa del pastor, Kang Hyun-Ja, prepara la comida para la congregación día y noche. No solamente esto, durante la semana, ella alimenta y viste a la familia diariamente, entonces, por supuesto que su recompensa será grande en el cielo”.

"Joo-Eun tiene la tendencia de gritar, argumentar y discutir, así cualquier pequeña situación la pone irritable. Ella puede llegar a ser arrogante, entonces debe mantenerse humilde, y Joseph es reservado pero con frecuencia se enoja. A veces su expresión es de enojo, de “pocos amigos”, y yo quiero que cambie esto. Cuando el pastor menciona algo en el sermón en lo que Joseph necesita mejorar, él se disgusta con el comentario. Quiero que Joseph acepte estos comentarios con fe y que sea obediente, y esto ayudará a que su casa se continue construyendo”.

La casa de Haak-Sung tiene 10 pisos y las columnas que sostienen lo que será el piso 11, y la casa de Yoo-Kyung tiene 7 pisos completos. Jesús me dijo, que debido a que el pastor y su esposa habían descubierto el secreto de nuestra iglesia, 50 pisos del pastor habían sido derribados y 30 pisos de la casa de la esposa del pastor también.

Baek Bong-Nyo:

Hoy pasé por casa del pastor y supe que había pasado todo el día en cama con un dolor terrible. El pastor me advirtió que cuando orábamos más intensamente, los demonios atacarían más fuertemente, entonces nunca deberíamos bajar la guardia. La verdad es que oramos diligentemente, pero somos pobres para alimentarnos adecuadamente, y nos hacía falta dormir y descansar. Por tanto, nuestras mentes estaban exhaustas en demasía.

“Sé vivir humildemente, sé tener en abundancia… Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” (Filipenses 4:13).

Día y noche, orábamos con un slogan especial, gritábamos con desesperación, con todo lo que somos, y con fe, “Llénanos y úngenos con aceite!”. El pastor nos animó a orar y ahora él estaba impotente acostado en una cama. No supe que hacer.

Cuando fui al servicio esa noche, el Pastor Kim ya estaba allí, con el cuerpo enfermo. El estaba débil y parecía que había estado clamando y llorando. Sin excepción, sus ojos estaban hinchados de nuevo, y luchaba por verse de manera apropiada. Fue un tiempo de oración individual, así que empezamos a orar.

Oré y clamé, suplicándole al Señor. “Señor, nuestro pastor sufrió muchas aflicciones por causa de los demonios hoy. Dale fuerza”. Jesús vino tiernamente y me confortó. “Cada uno tiene familiares que los confortan, pero mi querida Baek Bong-Nyo no tiene a ninguno, a nadie. Yo te confortaré”. El continuó, “Tu me amas por encima de todo y por esto yo te valoro mucho”.

Momentos después, dos ángeles descendieron del cielo. Eran muy altos y hermosos. Uno de ellos, a quién yo ya conocía era el Arcángel Miguel, y el otro se presentó a si mismo. “Hermana Baek, Bong-Nyo, yo soy Gabriel y estoy delante de Dios. El Señor me mandó a escoltarte, entonces yo vine”. Yo respondí, “Oh si, gracias!” y me tomó y me llevó hacia la atmósfera, cuando de repente, aparecieron espíritus malignos en un gran grupo y nos bloquearon el paso.

Las caras de los demonios eran diversas. Había uno con cara de dragón y otros con caras de varios animales, todos determinados a atacarnos. Entre ellos, había serpientes que eran mucho más grandes que un hipopótamo. Ellos empezaron a agruparse uno a uno y pronto, su fuerza aumentó enormemente. Los demonios unieron sus fuerzas, pero el ángel Gabriel y el arcángel Miguel no se sintieron amenazados en lo absoluto. En cambio, ellos estaban tranquilos. Cuando los ángeles levantaron sus manos, los demonios se desvanecieron rápidamente.

Después que los demonios desaparecieron llegamos al cielo, y Jesús me saludó a distancia. Luego, él gritó, “Te amo, mi querida Baek Bong-Nyo. Te amo”. Jesús y yo paseamos en las nubes, viajando dentro y en las afueras del cielo. Hay muchas montañas en el cielo, todas son de oro. Todos los ángeles en esa montaña gritaron, “Felicitaciones, hermana Baek Bong-Nyo”.

Dancé la danza del cielo y los cielos del cielo se llenaron con flores. Cuando yo vi esto, los pensamientos de regresar a casa se me fueron.

Lee, Haak-Sung:

Nuestro servicio comenzó a las 4:00pm y terminó alrededor de las 7:00pm. Llegué a la iglesia y había bajado las escaleras cuando escuché música de adoración en el ambiente. Abrí la puerta cuidadosamente y vi al pastor en sus rodillas con sus manos en alto, orando y gimiendo. Pero Jesús estaba parado al lado del pastor, usando una corona de espinas. Estaba llorando y mirando al pastor.

Jesús estaba sangrando profusamente de su cabeza, y la sangre goteaba en su vestidura, que estaba empapada de sangre. Jesús abrazó al pastor Kim y continuó llorando. Todas las luces estaban apagadas en el santuario, pero cerca del púlpito había una luz brillante que emanaba de Jesús. En ese momento, empezó a sonar una canción acerca del sufrimiento.

Me fui afuera de la puerta y me puse a orar. Oré por un tiempo y luego regresé. Jesús continuó sangrando y el pastor lloró fuerte. Me alejé pero continué mirando esperando que el servicio empezara. Después del servicio, mientras estaba orando en lenguas durante el tiempo de oración individual, Jesús apareció frente a mí. Me abrazó cálidamente y continuó haciéndolo con todos los miembros del grupo de oración. Luego, él regresó y me dijo, “Haak-Sung, vamos al cielo”, y me tomó por las manos.

Jesús y yo volamos alto y llegamos inmediatamente al cielo. Yae-Ji vino feliz a nuestro encuentro como si ella me hubiera estado esperando. Ella dijo, “Hermano mayor, quieres venir a la playa del cielo?” entonces Jesús vino y nos divertimos nadando y jugando. Jesús dijo, “No importa cuan frío sea el clima, es bueno orar con ropa ligera, de rodillas y con tus brazos extendidos. Cuando tengas frío, te enviaré el fuego, entonces no te preocupes de antemano. Si usas ropas pesadas, te quedarás dormido mientras oras. Entiendes?”.

Lee, Yoo-Kyung:

Estaba orando en lenguas, cuando Jesús vino a mí. Por alguna razón, yo extrañé a mi papá hoy, por lo que grité y lloré a Jesús. “Jesús, no tengo papá. El papa de Joo-Eun es el pastor Kim, pero yo no tengo uno. Yo desearía tener un papá también”. Después de escucharme, Jesús expresó su tristeza y dijo tiernamente, “Si, mi amada Yoo-Kyung. Desde ahora tu puedes llamarme papá!”. Entonces junté todas mis fuerzas y grité “Papi!” y lo repetí 3 veces. Jesús dijo con gozo, “Si, si!” y yo estallé en lágrimas.

Continué llorando y llamando por mi papá. Jesús se me acercó y amorosamente, acarició mi espalda y mi cabeza. Su toque fue cálido. Jesús me tranquilizó, diciendo, “Aquí, aquí, yo soy tu papá. Te amo mucho. Y también amo a tu hermano, Haak-Sung. Mi querida Yoo-Kyung, sé lo difícil que es estar sin un papá”. Jesús me sostuvo y lloramos.

Continué orando en lenguas, cuando sentí que alguien puso sus manos sobre mi cabeza y pensé que fue mi pastor. Cuando abrí los ojos, el pastor estaba orando en su lugar usual y había sido Jesús quién lo había hecho. Jesús tuvo compasión de mí y me abrazó para confortarme. Antes de subir al cielo, el dijo “Yoo-Kyung, te amo”.

Kim, Joo-Eun:

Mientras oraba en lenguas, un demonio espantoso con cara de dragón y cuerpo de serpiente saltó sobre mí. Este demonio no tenía cuernos, pero tenía 3 cabezas de dragones. En cada cabeza había 3 ojos colocados de manera vertical. El demonio trató de asustarme pero lo eché fuera, “En el nombre de Jesucristo, vete demonio! Huye! Vete de aquí!”.

Retomé la oración en lenguas, cuando Jesús apareció frente a mí. Jesús había estado hoy especialmente en silencio, callado y estuve frente a mí por un largo tiempo, sollozando. Le hice muchas preguntas, pero él solo derramaba lágrimas. Hoy, en el servicio de la tarde, el pastor con lágrimas en los ojos confesó, “Estoy profundamente afligido, porque le he causado al Señor mucho dolor. Señor, he pecado grandemente contra ti”.

Desde ese momento, toda la congregación comenzó a cantar acerca de la cruz, el calvario, el sufrimiento y su sangre preciosa. Nos concentramos en cantar y en arrepentirnos al unísono. Jesús, pastor de todos nosotros, lloramos juntos.

jueves, 19 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 17 cont...

Pastor Kim Yong Doo:
Mientras estaba orando (apróx después de 30 minutos) con mis manos levantadas en alto, a mis brazos y manos les empezó a pasar algo. Pensé “Hey, aún si estoy recibiendo un don espiritual, porque mis brazos duelen mucho?” En ese instante, todos los dedos empezaron a temblar. Al principio mi palma derecha se movió hacia afuera, luego después de orar continuamente en lenguas, mi palma izquierda también empezó a moverse hacia afuera.

Después de orar por algún tiempo, mi mano derecha se movió, y luego cuando oré de nuevo, mi mano izquierda se movió. La velocidad y la sensación de los movimientos fueron lentos, yo pensé, si este fue el paso de cómo el despertar espiritual toma lugar, no tardaría una hora. Para otros miembros de la congregación, aún después de una corta oración Jesús se reveló a ellos, y ellos fueron capaces de ver espíritus demoniacos. Yo soy un pastor, pero el trató conmigo arduamente. Tomó un promedio de 20-30 minutos antes de que ví un signo de cambio y estaba ansioso de que podría perder mi voluntad.

Oré por 2-3 horas, y mis manos repitieron el movimiento cuando de repente yo sentí un shock eléctrico muy intenso pasando por mi cabeza. Pensé, “Esto es, esto es el comienzo de la entrada al mundo espiritual”. Estuve lleno de curiosidad. Oré más fuerte y poderosamente, mientras la corriente eléctrica vibraba a través de mi cuerpo continuamente.

Como es costumbre, estuve orando sinceramente con mis manos levantadas en alto, y parecía que el tiempo transcurrido fue como de 4 horas. De repente, un cuerpo deforme se me acercó a mi derecha, y sin compasión torció mi muñeca. Luego este demonio estaba punzándome con un instrumento del lado derecho de mi nuca con todas sus fuerzas con un instrumento afilado. El resto de mi espalda, hombro y parte baja se sentía como si me estuvieran deslizando un cuchillo filoso. Grité, y me desesperé porque mi cuerpo estaba paralizado. Luché y me moví pero no tuve éxito.

Estuve en shock, mi muñeca derecha estaba torcida y no podía moverme, y en ese momento, la imagen de una escena de judo estuvo en mi cabeza. Los demonios vinieron y se burlaron “Tu te atreves q tener los ojos espirituales abiertos? Si tu recibes esto, como crees que vamos a sobrevivir? Incluso ahora, somos castigados severamente porque uds oran demasiado! No tenemos oportunidad desde que tu estás orando constantemente, predicando, y adorando, pero parece que el día es hoy. Tu has tomado a los tontos y despistados, y les has ayudado a recibir la vista espiritual y demás regalos (dones), así que tu pagarás por esto!”. Luego, el grupo de espíritus demoníacos entró en mi cuerpo.

Traté de respirar, y traté de voltearme, pero sólo fue peor. Los demonios viajaron desenfrenadamente por todo mi cuerpo causando un dolor tremendo. Aunque estaba paralizado, el dolor continuó y mi cuerpo entero se entumeció. Cada músculo, nervio, articulación y hueso estaba agonizando de dolor. No podía ni llorar del dolor extremo en el cual estaba, porque cuando gritaba el dolor se hacía más intenso.

Señor! Lo siento. Sálvame! Por favor, sálvame! No puedo con este dolor". La congregación estuvo en shock e inmediatamente corrieron al púlpito. Estaban asustados. No supieron que hacer, entonces me miraron impotentes buscando alguna señal. Grité, “Uds demonios! En el nombre de Jesucristo de Nazareth, huyan de mi!”. Pero los demonios no se fueron. En muchas otras ocasiones cuando yo usé el nombre de Jesús los demonios huyeron inmediatamente pero en esta oportunidad, no importó cuan fuerte grité, no se movieron.

En ese instante, no uno, sino una gran concentración de demonios entraron en mi cuerpo mientras estuve distraído y vulnerable. Fue entonces cuando atacaron. Me inmovilizaron por completo, hasta que me fue imposible hablar. Sólo podía respirar, pero cada respiración me producía gran angustia y el dolor se difundía por todo mi cuerpo.

La congregación estaba sentada en círculo alrededor de mi y oraban por mi, como si mi vida dependiera de eso. “Señor, señor, sálvame!” Estas palabras salieron involuntariamente de mi.

Nuestras pequeñas ovejas comenzaron a clamar. Fue una oportunidad de oro para poner a prueba las habilidades y el entrenamiento que habíamos recibido durante los 17 días. Dije a los miembros de la congregación que habían recibido el don de la “vista espiritual” que identificaran que tipo de demonios estaban dentro de mí, y ellos respondieron que no podían ver ninguno. Mientras todo esto estaba pasando, mi muñeca seguía torcida y paralizada.

Me urgía que la congregación clamara a Jesús en oración, pidiéndole que los ayudara a ver, a identificar cuales y cuantos demonios estaban dentro de mí. Oré silenciosamente, y dije “Señor, por favor, muéstrales los demonios. Ayúdalos a que los puedan ver claramente y en detalle”. Entonces, muchos pensamientos entraron en mi mente “Ah! No puedo soportar este dolor tan terrible. Qué puedo hacer? Es por esto que las personas con enfermedades incurables y dolorosas se suicidan?. Cómo pastor, no debería tener estos pensamientos, estaba temeroso de morir”.

Oramos por un rato, cuando quienes tuvieron el don de la vista espiritual, empezaron a ver en detalle a cada uno de ellos. Joo-Eun, Baek, Bong-Nyo, Haak-Sung and Yoo-Kyung preguntaron a Jesús y él les mostró uno por uno.

El enjambre de demonios dentro de mi vino a la “Iglesia del Señor” en un orden específico comandados por un líder del infierno. Su invisibilidad y habilidad para transformarse en diferentes formas, hacia difícil que aquellos que tenían el don de la “vista espiritual” pudieran verlos sin estar en intensa oración. Jesús dijo, “Mi precioso rebaño, debido a su sincera oración y clamor por su pastor, les permitiré ver los demonios”.

Habían apróx 30 demonios, y por mucho tiempo, habían estado esperando la oportunidad para atacar. Cuando el pastor vecino y su esposa visitaron nuestra iglesia y la casa del Pastor Kim, ellos vieron una oportunidad de entrar sin ser vistos detrás de ellos. El líder demoníaco dio una orden, diciendo, “Cuando entren a la Iglesia del Señor, uds deben tener especial cuidado más que en otras iglesias. Hay muchos miembros que tienen el don de la vista espiritual y muchos de mis seguidores anteriores han sido perseguidos, debido a que su identidad ha sido expuesta. Ahora, uds deben esperar el tiempo correcto para atacar al Pastor Kim”. Este estúpido es la fuente del problema. Si podemos hacerlo caer, todo lo demás será resuelto fácilmente, entonces, vayan y hagan que esto suceda!”.

La esposa del pastor vecino no cree en demonios alrededor de ella. De lo que yo se, ella es una guerrera de oración que ora diligentemente. Pensando en esto, los demonios tratan de esconder su verdadera identidad, y buscan constantemente un “vehículo” que pueda ser usado. Cuando los demonios supieron que ella quería venir, usaron la oportunidad para seguirla, así como también, la necesidad del ser humano de tener compasión como una trampa.

Los demonios querían que nosotros culpáramos a la esposa del pastor por lo que a mi me estaba pasando. Esta es la técnica favorita del diablo. El diablo usa cualquier cosa y todo lo que sea posible. “Ni den lugar al diablo” (Efesios 4:27).

Nunca la esposa del pastor se imaginó lo que yo estaba sufriendo por los ataques demoníacos. Ella se imaginó que el rally de oración sería como los que ella estaba acostumbrada. No supo tampoco que su interrupción nos había afectado. No importando esto, yo sinceramente quise ser bendecido hoy, pero por el contrario, los demonios se movilizaron para atacarme. Qué hago? Por ahora, mi prioridad fue expulsar los demonios de mi cuerpo.

Jesús, muéstrame la identidad de los demonios. Jesús, por favor, revelanos!”, y todos oramos, cuando de repente, alguien gritó “Guau, los veo! Los puedo ver!”. Los demonios tenían diferentes tamaños y formas. Ordené a la congregación que permanecieran juntos alrededor de mi, orando sinceramente en lenguas, y tocando las áreas más dolorosas de mi cuerpo. Empezaron a tocar mi cuerpo y a orar.

Una voz gritó, “Pastor! Los demonios están cambiando! No se están dispersando, sino uniéndose!”, Yo respondí, “Eso es verdad? Oren con poder y autoridad y envíenlos fuera!”. Entonces, la congregación gritaron a una sola voz, “En el nombre de Jesús, fuera del cuerpo de nuestro pastor! Regresen al infierno!”. En este momento, Joo-Eun gritó, “Estos espíritus malignos están sentados dentro de ti, con sus brazos agarrados fuertemente los unos de los otros. Oh no! Qué podemos hacer?”. Yo grité fuerte, “Continuen orando sin cesar. Si se detienen, estaremos en un gran problema”. Ellos oraron intensamente, casi desesperadamente.

“Así que hermanos míos, fortalézcanse en el Señor y en el poder de su fuerza. Póngase toda la armadura de Dios para que puedan estar firmes contra las asechanzas del diablo” (Efesios 6:10, 11).

La hermana Baek, Bong-Nyo gritó, “Pastor, el demonio se transformó de nuevo.” Yo pregunté, “Qué apariencia tiene ahora?” y ella respondió, “Oh, es como un ciempiés negro. Este ciempiés está mordiendo su cuello con sus colmillos afilados. Qué podemos hacer? Está ahora en tu espalda!” Inmediatamente, sentí un dolor insoportable y brinqué pero eso solo me causó mayor agonía.

Grité de nuevo. “Señor, por favor, ayúdame!” y no importó cuan fuerte clamé, él no apareció. Entonces, urgí a la congregación, “Apúrense y encuentren a Jesús, Ahora! Rápido!” y ellos clamaron al unísono, “Señor, dónde estás? Por favor, ven y ayuda a nuestro pastor!”. Con esta llamada, Jesús apareció ante nosotros.

Estaba enojado, porque sentí que Jesús vino muy tarde. Pensé para mi mismo, “Porqué tardó tanto Jesús en venir?”, él dijo “Te ayudaré, no te preocupes”. La congregación que tenía los ojos espirituales abiertos vió a Jesús entrar en mi cuerpo y reportaron que cuando él comenzó a perseguirlos, los demonios se reunieron y se transformaron en gomas.

Jesús arrastró los demonios que estaban pegados al cuerpo como bandas de goma. Cuando el jaló un lado, el lado opuesto se pegó más, por lo que requirió tiempo jalar a todos los demonios fuera. Creo que Jesús lo hizo de esta manera con el propósito de entrenar nuestra fe.

“Sométanse a Dios, resistan al Diablo y huirá de uds” (Santiago 4:7).

En la Biblia, cuando Jesús hablaba, los demonios temblaron de miedo y se rindieron ante él, pero definitivamente que existió una razón por la cual Jesús se tomó su tiempo. Jesús quiso probar nuestra Resistencia y experimentar la unidad de los esfuerzos para echarlos fuera. El rally de oración comenzó a medianoche y continuó hasta las 7:00am de la mañana siguiente. Mi cuerpo todavía sentía dolor y la congregación continuó orando.

La congregación me rodeó en oración, mi estómago sonaba y estaba lleno de gases. Mi cuerpo dolía y mi estómago dolía más todavía. Desafortunadamente, para la congregación, tuve la urgencia de expulsar un gas silenciosamente, y el terrible olor se difundió. Se sintió como si algo que estaba podrido dentro de mí, saliera.

La congregación de repente dijo, “Qué es ese olor? Guau, es terrible, horrible!” y se taparon la boca y la nariz. Luego preguntaron “Quién es? Quién expulsó eso? Digan quién fue”. Avergonzado, bajé la cabeza y en voz baja supliqué, “Diaconisa, por favor, baja la voz! Comí mucho ayer, por favor, discúlpenme”. Cada uno tuvo algo que decir al respecto.

Pastor, estamos orando por ud con todas nuestras fuerzas y por no controlar esto, nos has distraído y desconcentrado. Por qué hiciste esto? Por favor, ten dominio propio” y con estos comentarios estallaron en risas. Luego, la esposa del pastor dijo, “Nuestro pastor tiene una excelente digestión y él puede hacer esto cuando o donde sea”. Y se rieron a carcajadas una vez más.

Llamé a la congregación, diciéndoles, “No es tiempo de reírse, vamos, sigan orando a Dios!”, entonces retornó la seriedad. Prometí no hacerlo de nuevo y les urgí a orar. “Joo-Eun, el Señor está sacándome los demonios? Mira.” Inmediatamente, Haak-Sung, Yoo-Kyung y Joo-Eun reportaron al unísono que Jesús estaba echándolos uno por uno. Quedaron sólo dos demonios.

El tiempo pasó rápidamente y llegó el tiempo de llevar a la diaconisa Shin, Sung-Kyung a su casa. Arrastré mi cuerpo adolorido y tomé el volante. Me senté cuando Haak-Sung y Joseph me llamaron, “Pastor, ir solo no es buena idea.” Ellos me acompañaron y me sostuvieron en oración (orando en lenguas) mientras yo manejaba. Estaba orgulloso y pensé, “Ellos ya conocen como apoyar desinteresadamente al siervo del Señor”. Jesús continuó adentro, porque él no quería que más demonios entraran, mientras se deshacía de los últimos dos demonios.

Después de que manejé llevando a la diaconisa Shin a casa, regresé a la iglesia y continué orando intensamente y me sentí con autoridad. Estaba en deuda con mi congregación por su oración alentadora. Finalmente, Jesús capturó y ató todos los demonios que me estaban atormentando. El envió estos demonios de regreso al infierno, a un foso ardiente. Luego, él regresó y me explicó todo claramente.

Guau! Cuando uds se precuparon oraron, y estuvieron apoyándolo mientras estuvo manejando – Esto realmente me movió. Esperen, Le abriré los ojos espirituales al Pastor Kim y será capaz de ver en detalle tanto el cielo como el infierno. Él lo registrará y lo compartirá con el mundo. Muchas almas perdidas leerán este libro y serán salvadas, y regresarán a mi”. Regresé a mi casa a las 10:30.

Cuando regresé a casa y me recosté para descansar, las marcas de las mordidas y raspaduras eran dolorosamente insoportables. Cuando respiraba, o me movía, me dolía demasiado. Mi esposa, Joseph, y Joo-Eun comenzaron a orar.

Mientras Joo-Eun oraba, ella escuchó a Jesús diciendo, “Cuando los demonios te dejaron, no lo hicieron de una manera quieta. En vez de eso, ellos dejaron secuelas de mordeduras dolorosas y raspones que sufrirás en los próximos días. Tu esposa recibió el don de sanidad, ella debe colocar sus manos en tus heridas y orar!”. Mi esposa inmediatamente puso sus manos en mis heridas, pero estas no sanaron rápidamente. Rodé por el suelo, lleno de dolor y le pedí al Señor “Señor, mi esposa tiene el don de la sanidad, pero porque todavía estoy sufriendo este dolor espantoso?” El Señor explicó que su poder estaba débil, pero me tranquilizó diciéndome que gradualmente me sentiría mejor. Soy impaciente, así que fui al hospital a recibir terapia, pero el dolor era tan intenso que tuve que dejarla.

Mi esposa dijo, “En nuestros 20 años de matrimonio, no te había visto en tal agonía y dolor.”

miércoles, 18 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 17

Shin, Sung-Kyung:

Estuve orando en lenguas continuamente desde el domingo, por 3 días, cuando de repente mi cuerpo empezó a sentirse muy caliente, y comencé a hablar más fuertemente y con mayor poder en lenguas. Luego, una luz resplandeciente brilló sobre mí, y yo estallé en lágrimas con una oración de confesión y arrepentimiento. Las lágrimas se derramaron por mi rostro, mientras una larga lista de pecados se desplegaba en mi mente.

Yo nunca guardé el domingo santo para adorar a Dios, a pesar de mi título de “diaconisa” en la iglesia, he hice pasar a mi pastor terribles momentos en varias ocasiones anteriores. Mi pastor me había animado incontables veces, así como también me había regañado. Aquellas palabras simplemente entraban por un oído y salían por el otro y esa era mi actitud, vez tras vez. Por fuera, yo era la “diaconisa”, pero en mi interior, en mi corazón no había conección con Dios realmente. Esta era la razón principal por la que yo quise asistir a la vigilia de oración, porque yo había determinado que quería ser transformada. Decidí renunciar a mi trabajo, t con mi hijo de edad escolar, Jung-Min, empecé a asistir a las vigilias de oración empezando la noche del domingo. Estuve 3 días, y anhelábamos la Gracia del Señor. Primero, Jung-Min recibió su primer regalo espiritual, y luego, hoy el Señor me dio a probar de su bondad. Aleluya!

Pastor Kim, Yong-Doo:

La fecha en que yo debía recibir mi regalo espiritual fue pospuesta debido a que yo no obedecí el mandamiento del Señor de mantener su secreto divino. Yo compartí este secreto con mi amiga y esto hizo que Jesús estuviera muy enojado. Humanamente hablando, no fue un error tan grande, y este error pudiera haberlo cometido cualquiera, pero los pensamientos de Dios son completamente diferentes a los nuestros. Como estábamos explorando más profundo en el mundo espiritual, el Señor quería que nos volviéramos más sensibles espiritualmente, y hasta que el libro estuviera completo, él demandó de nosotros que nos cuidáramos del mundo exterior.

Fue difícil cortar de repente todo vínculo con personas con las que compartíamos diariamente y apartarnos a nosotros mismos del mundo exterior fue también un asunto duro de cumplir. El Señor fue demandando progresivamente que detuviéramos las conversaciones con nuestros parientes cercanos. En nuestra familia, nosotros frecuentemente compartimos expresiones de amor, respecto, afecto, a través de llamadas telefónicas. Existen muchas decisiones que son necesarias hacerlas en familia, pero por la intervención de la trinidad de Dios, cada aspecto de nuestro vida diaria fue interrumpido. Todos los incidentes que ocurrieran en la iglesia debían mantenerse en secreto y nuestros labios debían ser sellados.

El Señor me pidió una oración exhaustiva y rigurosa de arrepentimiento. Cada noche, la vigilia de oración empezaba a las 9:30pm, pero yo llegué temprano, a las 7:00pm, y en frente del púlpito me arrodillé y levanté mis manos. Todo lo que podía hacer era llorar delante del Señor y arrepentirme de mis pecados.

Señor, yo te desobedecí y descubrí tu secreto. He pecado contra ti. He ignorado tu divinidad espiritual y he hablado más de la cuenta, por favor, quita mi egoísmo (2 Cor 15:31). Quiero que cese el dolor que te he causado por esto. Señor! Qué puede este siervo desconsiderado hacer? Tu amas a tus siervos y nos has dado muchos dones espirituales, y abriste nuestros ojos espirituales. Si todo esto llega a ser inútil por mi causa, que pasará conmigo? Nunca soñé esto, Señor. Por favor, perdóname. Me corregiré, no lo haré todo bajo mis formas humanas”.

Desde el domingo en la noche, lunes y hoy, martes, por 3 días, yo me arrepentí y aunque oré día y noche, la ira del Señor no pareció disminuir. Jesús me mandó a detener la escritura del libro. La posibilidad de que le fueran quitados a mi hija (Joo-Eun) sus dones espirituales (discernimiento de espíritus y profecía) y a los demás, así como, las experiencias espirituales llenó mi corazón de tristeza. Fue como una maldición.

No supe que hacer. Cómo puedo pastorear esta iglesia?. Podría ser que quizás yo era alguien con quién Dios no quería tener ninguna responsabilidad? Estos pensamientos vergonzosos llenaron mi corazón. Yo clamé, grité, me arrepentí, supliqué, y oré de todas las maneras posibles que pensé y continué sollozando fuertemente. Cuando yo desarrollé el sermón de la tarde, no podía ver frente a mi, porque estaban muy hinchados. Fue muy difícil y no pude dar el sermón esa noche. Apagamos las luces y oramos arrepintiéndonos de nuestros pecados.

Señor, por favor, dame otra oportunidad!” Usé cada versículo de la Biblia que se podía aplicar a mi situación y defendí mi caso. Cada miembro del grupo de oración clamó fuertemente conmigo. Oh yo estuve muy tocado y agradecido a mi congregación por eso! El Señor tuvo misericordia de esta congregación joven y pobre.

Cuando el Señor escuchó nuestras oraciones, él decidió darme otra oportunidad. El Señor recordó que debíamos guardar el secreto. Aun a la congregación, solo se le podría decir una parte hasta que el libro estuviera completo.

sábado, 7 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 16 cont...

Pastor Kim, Yong-Doo:

Ayer en la tarde, unos amigos cercanos, el pastor y su esposa de una iglesia vecina, vinieron a conversar y a tomar una taza de té. La esposa del pastor tuvo muchos problemas con su iglesia y con uno de sus miembros quién le pidió prestado una cantidad de dinero. Ellos escucharon que la “Iglesia del Señor” estaba teniendo vigilias de oración durante toda la noche, entonces ellos decidieron unirse para ser bendecidos. Estuve con la lengua trabada y no dije nada de mi equipo de oración. Traté de evitar la conversación sin ser muy evidente.

Yo le respondí a ella, “Nuestra iglesia no tiene ninguna habilidad especial. Tu tienes a tu esposo, quien es un pastor espiritual y que ora, al lado tuyo”. Ella respondió diciendo, esto es diferente. Ella quería, aun si lo tenía que hacer sin su esposo, asistir a nuestras vigilias de oración para ser bendecida. Ella solicitó repetidamente este favor y no supe que hacer. No podría decirle a alguien que está desesperadamente buscando un toque del Espíritu Santo que no es bienvenida. No pude rechazar su súplica porque pensé que sería irrepestuoso ya que eran personas mayores en edad. Yo dije pasivamente “Si, claro”, pero mi corazón estuvo inquieto con la decisión. Ella me preguntó los detalles de donde y a que hora empezaba y terminaba la vigilia, pero yo respondí con pesar y sin darle mucha atención.

Después que se fueron, empezó mi angustia verdadera. Ellos estarían asistiendo a nuestra iglesia con la expectativa de que la reunión de oración era como las típicas, con un servicio que dura de una o dos horas. Lo que estaba pasando en nuestra iglesia no debía ser revelado aún a otros. Cada día encontrábamos un mundo espiritual más profundo, los guerreros de oración de nuestra iglesia estaban comprometidos en una batalla espiritual con los espíritus demoniacos de vida o muerte. Si la esposa del pastor que venía de afuera se unía a nuestro rally de oración y descubría la guerra espiritual que se estaba librando, no cabe duda que los ataques demoníacos se intensificarían. Jesús ya lo conocía de antemano, entonces, hasta que el libro no estuvo escrito y publicado, él nos advirtió de no compartir esto con ninguna persona que no perteneciera a nuestra congregación. Y si era posible, debíamos limitar las visitas familiares.

Nuestro Padre celestial planeó abrir mis ojos espirituales el domingo en la noche de oración y él verificó que fuera con los miembros de la congregación cuyos ojos espirituales habían sido abiertos. El nos dijo que estuviéramos listos para esto, pero estuve profundamente preocupado. La esposa del pastor regresó en la tarde después de que el servicio en su iglesia había terminado. Ella descansó en casa un rato y vino a nuestra iglesia alrededor de las 11pm. Esta era la hora en la que la “Iglesia del Señor” empezaba el rally de oración, y continuaba hasta las 7:30am de la mañana siguiente. Luego, compartíamos y grabábamos cada experiencia espiritual, y yo tomaba estas grabaciones, las llevaba a casa y las usaba para escribir el libro.

Jesús bendijo nuestra iglesia con una unción especial. Jesús quería que yo fuese firme y rechazara el deseo de la esposa del pastor de unirse al rally de oración. Yo fallé, y en lo profundo de mi corazón, tenía miedo de lo que iba a suceder por mi desobediencia.

El servicio del domingo en la noche terminó de una forma extraña porque la esposa del pastor asistió inoportunamente. En la madrugada, alrededor de las 2am, yo terminé la primera parte de la reunión de oración, y quise enviarla a su casa, pero ella se quedó sentada en los alrededores como si tuviera algo que decir. Me aseguré de que ninguno de los del equipo de oración le dijera algo, pero mi esposa y yo de alguna manera terminamos diciéndole los detalles del secreto.

Yo le dije que nosotros habíamos estado visitando el cielo y el infierno a petición y no sólo eso, sino que también habíamos recibido el regalo de que nuestros ojos espirituales fueran abiertos y muchos recibieron dones como profecía, discernimiento de espíritus, hablar en lenguas, fe, sabiduría y conocimiento. Le revelé que estaba escribiendo un libro que sería publicado, entonces la animé para que volviera a su iglesia y orara diligentemente. Ella estaba desilusionada, pero supe que era la única opción que tenía.

Nuestro Padre estuvo enojado por mi inhabilidad para mantener el secreto. Mi mente pensó que estaba bien decir algunas cosas, porque estaba previniendo que la esposa del pastor regresara a nuestra iglesia, pero en el sentido espiritual, había cometido un grave error. Esta fue la razón por la cual, el plan previo de abrir mis ojos espirituales no se llevó a cabo.

Casualmente, la esposa del pastor se detuvo en mi casa sin conocimiento acerca de cuanto el Señor estuvo disgustado con que ella viniera. Me sorprendí, entonces le pregunté porqué había regresado. Ella replicó, “Joo-Eun recibió el don de la profecía, verdad? Lo siento, pero quiero preguntarle a Jesús acerca de problemas en nuestra iglesia…”. Esto nos puso a todos en una situación incómoda. Ella preguntó acerca de los problemas de su iglesia en detalle y Joo-Eun preguntó en nombre de ella. Jesús le dió a Joo-Eun su respuesta. Mi esposa y yo observamos lo que estaba pasando y pensamos.

“No es necesario que alguien con el don de profecía ore por nosotros, porque nosotros mismos con fé, podemos pensar y entender. A pesar de esto, no es irrespetuoso preguntar inquisitivamente a Jesús? Además, si tomamos malas decisiones y cometemos errores, Jesús nos ayudará con eso! Nosotros sabemos que es a través de procesos y errores que aprendemos a confesar y somos restaurados”.

La esposa del pastor aun preguntó acerca de problemas que serían resueltos fácilmente. Ella se fue con una expresión de alivio, como si todas sus cargas le hubieran sido quitadas y en la tarde, ella regresó con una caja de mandarinas para mostrar su gratitud. Yo estuve aliviado de que no viniera más, pero Jesús estaba lleno de tristeza.

Durante la oración, la hermana Baek, Bong-Nyo protestó con un gritó parecido a un animal y mi esposa quedó en shock, pensando “Cómo podemos decir que tenemos un gran pacto?” y sollozó sin parar. Debido a que no pude mantener el secreto me convertí en un desdichado, no podía quitarme la culpa. Como se sintió Sansón? Cuando Sansón descubrió su secreto de ser un nazareo, él traicionó su relación con Dios.
Baek, Bong-Nyo:

Dios le prometió al Pastor Kim el regalo de la vista espiritual, pero cuando no sucedió me sentí muy desilusionada. Yo grité e imploré con insistencia de una manera no razonable delante del Señor. Era como una niña haciendo un berrinche en el suelo pidiendo insistentemente a sus padres que le compraran algo, y no había nada que pudiera hacer pero yo lloraba. Estuve llorando y oré diligentemente cuando de repente una luz brillante apareció con un enorme angel descendiendo desde el cielo cabalgando en un caballo blanco.

Supe instintivamente que este era el arcángel Miguel, pero él se acercó a mi y se presentó a si mismo. El arcángel Miguel me conocía. Él es muy atractivo, grande y hermoso. Él me habló, “Hermana, por qué estás llorando?” Jesús tiene su corazón roto escuchando tus lágrimas y me envió especialmente para consolarte, entonces estoy aquí para decirte por favor, no sigas llorando”.

No pude disculparme con él, porque estaba mirándole fijamente. Estaba llorando pero también mirándole, lo cual, no tenía ningún sentido. Cuando yo vi al arcángel Miguel de nuevo por el frente, había una luz resplandeciente que salía de sus ojos lo que hacía difícil mirarlo directamente. Sus ojos eran lindos. Un momento después, Jesús apareció y me corrigió.

Mi querida Bong-Nyo! Porqué estas sollozando tanto? Tu pastor cometió un grave error, pero porque tú estás llorando?” El me preguntó con un tono de voz severo. “El pastor Kim tendrá que arrepentirse. Los eventos que están pasando en tu iglesia deben ser registrados en un libro y revelados al mundo, y hasta que esto suceda, deberán mantenerse como un secreto. Pero, por qué descubrió el secreto y pecó contra mi?” El Señor estaba decepcionado.

Este secreto revela la verdadera identidad del demonio; por tanto, habrá muchas pruebas durante el camino. No tienes motivo para llorar, y déjale saber al pastor Kim lo que te dije”. Jesús continuo - “El Pastor Kim descubrió información de la cual, él era responsable, a la esposa del pastor, y yo no se porque él cometió este pecado. La transgresión del pastor Kim es enorme, entonces no llores.”

Sin embargo, yo continué intercediendo, pero él dijo, “Mi querida Bong-Nyo, debes dejar de llorar. Seca tus lágrimas. No lloré más". Jesús me explicó en detalle.

La congregación ora en armonía, y todos los eventos que han experimentado, serán de asombro, sorprendentes por todo el mundo. Por lo tanto, el demonio no querrá que su identidad sea revelada al mundo, y ellos están tratando de mantenerlo oculto. Ellos temen que las experiencias reales de la congregación sean expuestas. Si estas verdades acerca de su existencia e identidades son expuestas antes de que se termine el libro, los ataques demoniacos se intensificaran, y uds tendrán que resistir mucho. Hasta que todo el contenido de las experiencias de las vigilias esté escrito completamente, será un secreto. Les daré otra oportunidad, así que levántate. El pastor Kim debe concentrarse en orar y escribir el libro. También, quién tenga el don de profecía no debe usarlo para orar por otros”.
- - - - - - - - - - - - - ------------------------------------------------------------
Jesús reprendió duramente a los pastores y sus esposas por desenfocarse. Afirmó que todas las iglesias construidas en su nombre deberían ser capaces de conseguir soluciones a cualquier problema por ellos mismos – no importando cuán grande sea este. “Cuando hay un problema en una iglesia, el pastor y su esposa deben orar en unidad y seguramente habrá respuesta de parte de Dios. Muchos carecen de perseverancia, y van de aquí para allá, buscando gente con el don de profecía para que ore por ellos. Hay demasiados como esos, y eso me entristece mucho. Cuando las esposas de los pastores ayuden y oren con el pastor, arrodillándose en el altar de su iglesia Dios responderá sus oraciones”. Además, si tu oraste y pusiste todas tus preocupaciones en Dios, luego espera, porque esa es la verdadera fe”.

Durante el servicio de la tarde, no importó cuan sinceramente el pastor Kim dirigió la alabanza, y no importó cuan poderosa fue la predicación, Jesús estuvo quieto detrás del púlpito con una expresión de enojo en su cara. El pastor Kim desarrolló el sermón con sudor frío corriendo por su rostro. El pastor lucía desolado y patético para mí. Mi espíritu oró y le hice una pregunta seria a Jesús. Jesús respondió firmemente, “La única manera es que el pastor Kim ruegue por el perdón con un corazón contrito” y nuestro Padre celestial mirará y decidirá.

Jesús dijo, “Si tu descubres el secreto al público, todos los dones espirituales, les serán quitados.” Especialmente el pastor Kim deberá evitar el contacto con familiares y amigos cercanos, y apartarse a si mismo del resto del mundo. Jesús requería que el pastor se concentrara en la oración y en registrar todo lo que el Señor le había mostrado a él para que pudiera publicar rápidamente el libro.

Le pregunté a Jesús una vez más. “Jesús! La esposa del pastor de la iglesia vecina que ha venido a la casa del pastor Kim, que si ella regresa al servicio del domingo en la tarde para conversar y orar? Nuestro pastor es muy sensible y no puede decir que no”. Jesús utilizó a Joo-Eun como su mensajera para enviarnos el mensaje de un Dios extremadamente enojado. El entonces nos quitaría los dones espirituales que nos había otorgado y cerraría los ojos espirituales de aquellos que lo habían recibido, y la escritura del libro cesaría. Todos los pastores y sus esposas no vendrían a la “Iglesia del Señor”, pero deberían orar en sus iglesias diligentemente.

El Señor me llamó la atención vehemente, “Acaso soy un mago? Porque estás constantemente preguntándome cosas como si yo fuese un lector de fortuna o adivino?” A muchos pastores y a sus esposas yo les digo: Deben concentrarse en la oración, buscando y clamando a mí y entonces, yo responderé. Yo no sé porque uds van de aquí para allá buscando respuestas!". El estaba muy descontento por esto. El continuó, “Tu pastor debe orar diligentemente por su perdón. La familia del pastor Kim y Bong-Nyo, están pasando por dificultades financieras, pero a su debido tiempo, uds serán bendecidos abundantemente, entonces, no se preocupen”.

Nuestro Señor confirmó una vez más, diciendo, empezando por Joo-Eun: quién recibió dones espirituales tuvo que distanciarse de sus parientes y amigos cercanos, y ser cuidadoso con no compartir acerca de su regalo espiritual con cualquiera. El pastor Kim debía tener cuidado con la gente cercana a él. Él advirtió firmemente que el pastor no debía tener visitas en la iglesia o en su casa. Si los secretos eran descubiertos otra vez, grandes pruebas serían puestas sobre nosotros, así que debíamos tener un cuidado especial.

viernes, 6 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 16

Lee, Yoo-Kyung:

Por algún tiempo, estuve reprendiendo demonios mientras oraba en lenguas cuando Jesús aparecía y me llamaba por mi nombre, “Mi amada Yoo-Kyung! Ven conmigo al cielo!”

En el cielo, Jesús, yo y Yae-Ji jugamos juntos. Yae-Ji le preguntó a Jesús, “Jesús, me gustaría pasear en las nubes con mi hermana Yoo-Kyung.”. Entonces, Jesús movía la nube. La nube gentilmente venía y se detenía al frente de nosotros. Viajamos de aquí para allá, por todo el cielo, como queríamos.

Pero, de repente Jesús preguntó, “Yoo-Kyung, quieres visitar el infierno?” Yo respondí, “No, gracias. Nunca más quiero regresar al infierno. No quiero ver el infierno más!” Mientras yo replicaba, Yae-Ji me interrumpió diciendo, “Hermana mayor, en el cielo hay muchos libros impresionantes. Quieres verlos?” Tuve miedo de que Jesús me llevara al infierno, entonces rápidamente dije, “Si, vamos a ver aquellos libros,” y seguí a Yae-Ji. Jesus vino con nosotros al salón lleno de libros.

Muchos ángeles saludaron a Yae-Ji moviendo sus cabezas. Vimos muchos libros. Todos los libros fueron hechos de oro y resplandecían. Luego fuimos a una “playa” que habíamos visitado anteriormente y jugado en ella, incluso nadamos. Jesús me preguntó, “Yoo-Kyung, me amas?” y yo respondí audazmente, “Sí! Jesús, te amo.” Jesús respondió, “Mi hija querida, te amo mucho.”

*Argumentos que causan que tu casa en el cielo colapse

Le pregunté a Jesús, “Jesús, he escuchado que cuando lleguemos al cielo, tendremos una casa propia. Me gustaría ver mi casa. Quiero ver la de mi hermano Haak-Sung, Joseph, y la Joo-Eun,” entonces Jesús estuvo de acuerdo. “Si, claro. Si mi querida Yoo-Kyung quiere verlas, Yo se las mostraré.” Él me guió a mi casa. Viajamos por un momento cuando vi una casa de oro, resplandeciente. Jesús dijo, “Esta es tu casa,” y en ese momento me quedé anonadada, llena de admiración. Los ángeles estaban ocupados construyendo mi casa.

Mi casa estaba hecha de oro, y su brillo me encandiló. Cuando le pregunté cuantos pisos tenía, él dijo que él 5to piso estaba casi por completarse pero que se colocarían más columnas para construir más pisos hacia arriba. También vi la casa de mi hermano Haak-Sung, y este tenía terminado hasta el 7mo piso.

Cuando yo pregunté por la casa de Joseph y de Joo-Eun, Jesús me miró preocupado. “Qué hice?” pregunté por si había hecho algo malo. El explicó que Joseph y Joo-Eun ambos tenían hasta 3ro y 4to casi completos, pero cuando ellos discutían el edificio colapsaba. Jesús me enseñó que ya sea un adulto o un niño, si eres egoísta, argumentativo o usas palabras de maldición, tu casa en el cielo se tambaleará y derribará tremendamente. Jesús me dijo que les dijera a ambos que nunca pelearan y que tratarán de ponerse de acuerdo.

Jesús tenía en su cara una tristeza inmensa; especialmente mirando la casa quebradiza, el no escondía su tristeza. “Oh, qué podemos hacer? Porque Joseph y Joo-Eun discuten demasiado? Yoo-Kyung, por favor, dile a ellos que dejen de pelear. Ellos empiezan a jugar entre ellos y terminan peleando y mientras juegan pelota, al final, terminan discutiendo. Su casa ha sido construida con muchas dificultades por los ángeles bajo mis instrucciones – como podemos construirla de nuevo?” Y él se preocupó de verdad.

A menudo, yo peleo con mi hermano mayor, Haak-Sung, y ahora sé que realmente debo tener cuidado de nuestros argumentos. Si permitimos a nosotros mismos pelear acerca de cualquier asunto por pequeño que sea, nuestra casa en el cielo, sin ninguna duda, caerá y yo he sido testigo de eso. Jesús me vistió con una ropa dorada con alas, diciendo, “Mi querida Yoo-Kyung, tu eres testigo de lo mucho que te amo.” Inmediatamente respondí, “Señor, Iré a compartir y seré testigo mañana de lo que he visto.” Jesús dijo, “De verdad? Sé celosa y guardalo. Seguiré construyendo tu casa rápidamente.”

Le pedí un favor a Jesús. “Jesús! Hoy, el hijo de la diaconisa Shin, Jung-Min viene a la iglesia, entonces, por favor, haz un apodo para él,” y Jesús dijo, “Oh sí, a Jung-Min le gusta mucho dormir, entonces será apropiado llamarlo ‘Dormilón’.” Jesús gritó su apodo. Luego, regresé a la iglesia con Jesús y continue orando en lenguas.

Lee, Haak-Sung:
Tenía aproximadamente 10 minutos orando, cuando aparecieron 3 demonios, uno por uno. El primer demonio tuvo apariencia masculina, pero su cabeza era más pequeña y no supe que pasó con su cabeza. El estaba usando una camiseta manga corta, pero tenía agujeros en toda la camiseta. Su cuerpo estaba cubierto con venas prominentes que parecían fideos hinchados. Luego, un demonio femenino usando un vestido se acercó a mí, pero no le pude ver sus ojos. La única cosa que pude ver claramente fue su nariz puntiaguda y sangre bajando por su boca. Con un fuerte ruido, ella me atacó con sus uñas para rasguñarme.

El tercer demonio fue una serpiente enorme y gruesa y se deslizó hacia mí. Su longitud fue aprox de 32 pies y el ancho fue del tamaño de una pierna de un adulto promedio. Hubo una boca en la cabeza y en al final de la cola, y ambas venían contra mi.

Yo clamé al Señor, “Jesús, sálvame. Por favor, Ayúdame!” y él rápidamente vino y echó fuera los demonios. Luego Jesús nos rodeó mientras orábamos y tocó a cada uno de nosotros, uno por uno. Jesús especialmente tocó la cabeza del Pastor Kim y su espalda adolorida, el pie de Joseph y la espalda de Joo-Eun. Jesús se acercó diciendo, “comparte uno de tus deseos conmigo.” Yo respondí, “Jesús, por favor, ayuda al hermano Oh, Jong-Suk a mantener su trabajo y para que asista diligentemente a la iglesia”. Jesús estuvo de acuerdo, me aplaudió. “Haak-Sung, el día estuvo muy frío, pero aún así tu fuiste a testificar y a compartir el evangelio hoy… tu me hiciste muy feliz.”

Cuando Jesús se fue, el demonio femenino que usaba el vestido, tenía el cabello como una colegiala, se me acercó. No le presté atención y continue orando en lenguas. El demonio puso su cara frente a mi, pero no le vi los ojos, la nariz o la boca. El demonio tenía algo en su mano y con esto tocaba mi nariz mientras estaba orando. Esto me hizo estornudar un par de veces. Viendo esto, el demonio comenzaba a reírse.

Cubrí mi boca con las dos manos y ordené al demonio en el nombre de Jesús huir de mi!. Existen muchos demonios diferentes y cosas muy extrañas pasan desde que empiezo a orar diligentemente. Creo que el mundo espiritual es profundo, que existen cosas que en el mundo humano no existen o que nunca hemos visto antes. Yo quedaba sorprendido una y otra vez después de cada encuentro.



jueves, 5 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 15

Kim, Joo-Eun:

Mientras estaba orando fervientemente, tuve una visión frente a mí. Vi a un hombre mirando TV en su casa. Mientras estaba mirando la TV, un demonio grotesco salió de la TV y entró en el cuerpo del hombre. El hombre nunca se dió cuenta del efecto espiritual que tuvo el ver la TV. Luego, en mi visión, pasé a observar un café de internet lleno de gente que navegaba en la red o jugaba durante las 24 horas del día. El lugar estaba lleno de jugadores. Un hombre le daba toda su atención al juego. Había estado jugando por horas, sus ojos estaban enrojecidos. De repente, un espíritu demoníaco en forma de esqueleto, salió de la pantalla del computador y entró en su cuerpo. Con el espíritu dentro de él, se volvió más adicto y jugaba con intensidad. Después de que observé esto, decidí ser más cautelosa con lo que veo y hago en el internet.

Luego yo noté un demonio en forma de media luna. Con agitación en su voz, dijo: "Vamos al café de Internet." Y en la visión, yo vi a este demonio entrando en el café de Internet. El demonio hizo que el hombre fuera un adicto al jugo, él dijo, "Desde que empiezas a ser absorbido por los juegos, entraré en tu cuerpo. " Luego entró en el cuerpo del hombre. Muchos espíritus de adicción acosaban a la gente en el café de internet. Incluso algunos santos, cayeron en esta trampa. Ellos pasaban menos tiempo orando y más tiempo con las computadoras. Como resultado, su asistencia a la iglesia y su vida espiritual fueron comprometidas. Los demonios fueron responsables de atraer a la gente. Estas personas se volvían ciegos y no se daban cuenta de que los espiritus malignos fueron los responsables de sus adicciones y acciones.

Más tarde esa noche, como yo continue orando, numerosos espíritus malignos trataron de atacarme. Un espíritu se me apareció primero en forma de león. Fue bastante aterrador, y yo empecé a temblar. El dijo, "Te llevaré a las cámaras del infierno. " Yo grité, "De qué estás hablando? Tú, demonio, en el nombre de Jesucristo, apártate de mi!. " Se fue. Otro demonio apareció. Me dije a mi misma, "Porqué están apareciendo tantos demonios hoy?". Extrañamente, este demonio caminaba en una manera particular, como un pato. No pude evitar reirme. El demonio gritó asperamente, "Por qué te estás riendo de mi?. No te rias. " Después de una fuerte reprensión, se apartó.

Luego apareció un espíritu en forma de mujer joven con un vestido blanco. Ella tuvo colmillos como Drácula, con sangre escurriéndose por su boca. Ella estaba tratando de distraerme de mi oración, entonces clamé a Jesús por ayuda, y ella se apartó con una expresión feroz en su cara.

Lee, Haak-Sung:

Hoy varios espíritus demoníacos me atacaron. El primero se parecía a una rana enorme, tuvo una aparición desagradable. Fui capaz de echarlo fuera en el nombre de Jesús. El segundo espíritu tuvo una apariencia grotesca de una cara humana, con un lado severamente quemado. Clamé a Jesús y el Señor apareció. Cuando Jesús se me acercó, el espíritu maligno, huyó.
Pero yo noté que Jesús estaba sangrando. El estuvo en silencio y sangró frente a mi. No pude imaginar la cantidad de sangre que el Señor perdió. La sangre fluyó de muchos lugares en su cabeza. Parecía interminable. Sollocé profusamente. El Señor extendió sus manos hacia mi y me mostró sus muñecas. Pude ver los huecos por donde clavaron sus manos y por donde fluía sangre. El Señor dijo" Haak-Sung, hoy hiciste un buen trabajo evangelizando. También limpiando la iglesia. "El parecía muy orgulloso de mis esfuerzos y continuo dándome palabras de afirmación, "Mi Haak-Sung, tu evangelizaste y cuidaste de tus hermanos y hermanas más pequeños. El tiempo estuvo muy frío, pero tu venciste los obstáculos. Hiciste un buen trabajo. Estoy orgulloso de ti." Luego, me dió un abrazo.

Una vez que Jesús se fue, cuatro espíritus me atacaron. Uno de ellos dijo, "No ores. Detente. Tu no puedes orar. " Otro espíritu se movió rápidamente de un lado a otro en un intento de confundir y distraerme. Me concentré con todas mis fuerzas para no desenfocarme y clamé con el corazón. Como resultado, todos los espíritus malignos huyeron.

Luego, Jesús me llevó al infierno. Me mostró un lugar donde las multitudes estaban gritando y gimiendo del dolor, dentro de una enorme olla negra caliente. Fuera de la olla, hubo innumerables espíritus malignos caminando y volando en todas las direcciones. Jesús dijo, "Haak-Sung, no tengas miedo. Los espíritus malignos no te pueden hacer daño porque yo te estoy protegiendo. Este es un lugar llamado “el tormento de la olla hirviendo”. Es el lugar para los alcohólicos y gente fumadora. " Cuando la gente entraba en el líquido hirviendo, su carne se desintegraba. Extrañamente, hubo fuego adentro del líquido que estaba hirviendo. Después de mostrarme esto, Jesús me llevó de regreso a la iglesia.

Lee, Kyung Yoo-:

Uno por uno, numerosos espíritus malignos trataron de distraerme acosándome. Los reprendí a todos. Luego, Jesús apareció usando una vestidura brillante " Yoo-Kyung, vamos al Cielo. "Tan pronto como llegamos al cielo, los ángeles nos saludaron y Jesús me llevó a un cuarto lleno de muchos libros. El quiso que yo explorara y leyera la enorme colección de libros, de diferentes temas. Todos eran de oro y estaban ordenados elegantemente en estantes.
continuará... en el Libro 2!

martes, 3 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 14 cont...

Baek, Bong-Nyo:

Oré: "Señor, ¿por qué no has guardado tu promesa de bendecirnos financieramente? Rompiste tu promesa. Míranos. Cuando oramos, oramos en el frío, mientras oramos, nos estremecemos, y constantemente tenemos que frotar nuestras manos para mantener el calor. No entiendo por qué no nos has bendecido. No tenemos nada que comer, excepto el arroz y el kimchi... La familia del pastor no tiene dinero y mi familia no tiene dinero. Estamos luchando... Cuando oramos toda la noche, quedamos adoloridos por haber estado mucho tiempo en una misma posición. Debido a la falta de alimentos adecuados, no somos fuertes físicamente. ¿Por qué continuamos así? Señor, no puedo soportarlo más". Estaba murmurando y quejándome sin pensar. Pero el Señor amablemente escuchaba cada palabra. El Señor realmente fue paciente conmigo. Con palabras cálidas, el Señor comenzó a hablar gentilmente, "No necesitamos preocuparnos por nada. "

Luego, me empezó a mostrar el infierno. "Vamos a movernos. Ahora, mira esta escena," Jesús dijo. Y luego vi una gran bestia, tan grande como una montaña. Era semejante a un reptil o un dragon y mi madre estaba cerca de él. Usó su lengua para enrollar a sus víctimas y luego masticó y tragó a cada persona. Yo lloré y lloré. "Bong-Nyo, cuando tu lloras, yo siento tu dolor. Cuando tu corazón se aflige, mi corazón entra en aflicción. Cuando estás triste, yo también. Si tu madre estuviera viva todavía, podría ayudarte. Pero, es demasiado tarde. Si tu quieres quejarte y enojarte, tu puedes hacerlo. Estaré aquí para escucharte. Yo se que estás angustiada. "

Luego, yo vi al padre de nuestro pastor en el infierno. Una criatura demoniaca lo iba a introducir en una olla, con un líquido hirviendo adentro que era licor. Le pregunté al Señor, porque él estaba aquí. Jesús respondió, " El pecó mucho y fue abusive con su esposa. El fue un alcohólico. El alcohol fue su ídolo. Su alcoholismo afectó su trabajo y él descuidó a sus hijos. Sus hijos tuvieron una vida difícil. Como resultado, él esta siendo atormentado en ese líquido para siempre. El padre del pastor comenzó a gritar, "Oh, Yo hice muchas cosas terribles. Mi esposa aceptó a Jesucristo como Salvador y Señor y pudo entrar al cielo. Mientras estuve en la tierra yo bebía todo el día. Nunca tuve cuidado de mi familia, nunca estuve pendiente de sus necesidades básicas. Mi esposa trabajaba durante todo el día para alimentar a nuestros niños. Yo soy responsable de que ella tuviera una vida difícil. La paga por mis pecados es esta. Por favor, cuando regreses a la tierra, dile a mi hijo menor que continue asistiendo a la iglesia. Dile que sea fiel al Señor y que crea. " El también me dijo que le dijera a su hijo que ir a la iglesia no era en vano. Ellos deben guardar los domingos de manera santa, arrepentirse sinceramente, y caminar con el Señor como un cristiano. El continuó, "Estoy en el infierno y atormentado. El infierno es el final pero el tormento no termina. Hay desesperanza. Por favor, evangeliza a tus hermanos, hermanas y parientes para que tengan una oportunidad de ir al cielo. "

Jesús y yo continuamos viajando a través del infierno. Llegamos a un lugar donde pude notar una gran multitud de gente que llenaba el cielo del infierno, si se le puede llamar así. Ellos eran de diferentes naciones, y todos estaban en cruces. Las cruces fueron de madera y ellos estaban crucificados tal como Jesús fue crucificado. Le pregunté a Jesús que pecado habían cometido, y el me respondió enojado, "Estas son personas que asistían regularmente a la iglesia, llevaban su Biblia a la iglesia pero su adoración y oración eran vanas. Fueron impostores. Fueron hipócritas. Fuera de la iglesia, fueron borrachos y fumadores. No guardaron el Domingo. Después de los servicios de la iglesia, fueron ociosos, o hicieron actividades para su propio placer como alpinismo, etc. Algunas de estas personas fueron estafadores. Ellos prestaron dinero y luego lo cobraron con intereses altísimos y así se hicieron ricos. Muchas familias cayeron en bancarrota gracias a ellos. Hubo rupturas familiars por el estrés financiero. Sus corazones y acciones fueron mundanas, aunque en sus palabras decían tener fe. Si realmente ellos hubieran caminado en la fe, con todo su corazón y sus fuerzas, ellos hubieran entrado al cielo. Ellos no nacieron de nuevo debido a su falta de fe. No nacieron del agua y del Espíritu. Ellos siguieron a la tradición antes que a Dios. Sus actividades mundanas fueron más importantes y tomaron mayor importancia que Dios. Sus vidas no reflejaron una fe verdadera. Ellos sirvieron con un corazón dividido. "
Toda la gente que estaba colgada en las cruces fue cubierta con insectos, pequeños y grandes, quienes picaban sus cuerpos. Fue un tormento de tormentos. Jesús me dijo que el tormento se repetiría una y otra vez por toda la eternidad. El me dijo mira la gente que creyó en vano.
Estuve temblando incontrolablemente de miedo, el Señor me dijo amablemente, " Bong-Nyo, estás muy temerosa. Es suficiente por hoy, vámonos. Bong-Nyo, tu has sido testigo de tu familia en tormento. Has llorado mucho. Quiero consolarte y darte fuerzas. Cuando lleguemos al cielo, y entremos a la iglesia quiero que ores y observes la adoración. " La iglesia de Dios en el cielo es llena de luz y gloria. Es sorprendente, con multitudes de santos y ángeles.