Blogs cristianos

lunes, 28 de septiembre de 2009

EL NÚMERO 100 EN LA BIBLIA!


Un número de Prueba, de que las cosas que nos parecen imposibles, son posibles.

Génesis 17:17
Entonces Abraham inclinó el rostro hasta el suelo y se rió de pensar: «¿Acaso puede un hombre tener un hijo a los cien años, y ser madre Sara a los noventa?»

Génesis 21:5
Abraham tenía ya cien años cuando nació su hijo Isaac.


Un número de Multiplicación, de cosecha, de bendición.

Génesis 26:12
Isaac sembró en aquella región, y ese año cosechó al ciento por uno, porque el Señor lo había bendecido.

2 Samuel 24:3
Joab le respondió: —¡Que el Señor su Dios multiplique cien veces las tropas de Su Majestad, y le permita llegar a verlo con sus propios ojos!

2 Reyes 4:42
De Baal Salisá llegó alguien que le llevaba al hombre de Dios pan de los *primeros frutos: veinte panes de cebada y espigas de trigo fresco. Eliseo le dijo a su criado: —Dale de comer a la gente.
—¿Cómo voy a alimentar a cien personas con esto? —replicó el criado. Pero Eliseo insistió: —Dale de comer a la gente, pues así dice el Señor: "Comerán y habrá de sobra."

Mateo 13:8, 23
Pero las otras semillas cayeron en buen terreno, en el que se dio una cosecha que rindió treinta, sesenta y hasta cien veces más de lo que se había sembrado…Pero el que recibió la semilla que cayó en buen terreno es el que oye la palabra y la entiende. Éste sí produce una cosecha al treinta, al sesenta y hasta al ciento por uno.


Un número para organizar al pueblo y a sus líderes

Éxodo 18:21
Elige tú mismo entre el pueblo hombres capaces y temerosos de Dios, que amen la verdad y aborrezcan las ganancias mal habidas, y desígnalos jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez personas.

Éxodo 18:25
Escogió entre todos los israelitas hombres capaces, y los puso al frente de los israelitas como jefes de mil, cien, cincuenta y diez personas.

Deuteronomio 1:15
Así que tomé a los líderes de sus tribus, hombres sabios y experimentados, y les di autoridad sobre ustedes. Los puse como jefes de grupos de mil, de cien, de cincuenta y de diez, y como funcionarios de las tribus.

Jueces 7:19
Gedeón y los cien hombres que iban con él llegaron a las afueras del campamento durante el cambio de guardia, cuando estaba por comenzar el relevo de medianoche.

2 Samuel 18:1,4
David pasó revista a sus tropas y nombró jefes sobre grupos de mil y de cien soldados. —Bien —dijo el rey—, haré lo que les parezca más conveniente. Dicho esto, se puso a un lado de la *entrada de la ciudad, mientras todos los soldados marchaban en grupos de cien y de mil.

2 Crónicas 25:5, 6.
Amasías reunió a los de Judá, y puso al frente de todo Judá y Benjamín jefes de mil y de cien soldados, agrupados según sus familias patriarcales. Además, por la suma de tres mil trescientos kilos de plata contrató a cien mil guerreros valientes de Israel.

Marcos 6:40
Así que ellos se acomodaron en grupos de cien y de cincuenta.

1 Samuel 29:2
Los jefes filisteos avanzaban en compañías de cien y de mil soldados, seguidos de Aquis y de David y sus hombres.


Un número de fundamento, representa cimientos

Éxodo 38:27
Tres mil trescientos kilos de plata se emplearon en las cien bases fundidas para el santuario y para la cortina, de modo que cada base pesaba treinta y tres kilos.


Un número de conquista

Levítico 26:8
Cinco de ustedes perseguirán a cien, y cien de ustedes perseguirán a diez mil, y ante ustedes sus enemigos caerán a filo de espada.


Un número como reto de conquista

1 Samuel 18:25
Pero Saúl insistió: —Díganle a David: "Lo único que el rey quiere es vengarse de sus enemigos, y como dote por su hija pide cien prepucios de filisteos."

2 Samuel 3:14
Además, David envió unos mensajeros a decirle a Isboset hijo de Saúl: «Devuélveme a mi esposa Mical, por la que di a cambio cien prepucios de filisteos.»


Un número de remanente!, la esperanza profética

1 Reyes 18:4, 13
Como Jezabel estaba acabando con los profetas del Señor, Abdías había tomado a cien de ellos y los había escondido en dos cuevas, cincuenta en cada una, y les había dado de comer y de beber.
¿No le han contado a mi señor lo que hice cuando Jezabel estaba matando a los profetas del Señor? ¡Pues escondí a cien de los profetas del Señor en dos cuevas, cincuenta en cada una, y les di de comer y de beber!


Un número de derrota para el enemigo

1 Reyes 20:29
Siete días estuvieron acampados los unos frente a los otros, y el séptimo día se desató el combate. En un solo día los israelitas le causaron cien mil bajas a la infantería siria.


Un número que representa tributo al rey

2 Reyes 3:4
Ahora bien, Mesá, rey de Moab, criaba ovejas, y como tributo anual le entregaba al rey de Israel cien mil ovejas y la lana de cien mil corderos.

2 Crónicas 27:5
Jotán le declaró la guerra al rey de los amonitas y lo venció. Durante tres años consecutivos, los amonitas tuvieron que pagarle un tributo anual de cien barras de plata, diez mil cargas de trigo y diez mil cargas de cebada.

2 Crónicas 36:3
Sin embargo, el rey de Egipto lo quitó del trono para que no reinara en Jerusalén, y le impuso al país un tributo de cien barras de plata y una barra de oro.


Un número que representa el valor de un soldado

1 Crónicas 12:14
Estos gaditas eran jefes del ejército; el menor de ellos valía por cien, y el mayor, por mil.


Un número que se involucra en la reconstrucción del templo

1 Crónicas 26:26
Selomit y sus hermanos tenían a su cargo los depósitos de todos los objetos sagrados que habían sido obsequiados por el rey David y por los jefes de familia, así como por los comandantes de mil y de cien soldados y por los demás oficiales del ejército.

1 Crónicas 29:6
Entonces los jefes de familia, los jefes de las tribus de Israel, los jefes de mil y de cien soldados, y los encargados de las obras del rey hicieron sus ofrendas voluntarias.


Un número de ofrenda al Señor

2 Crónicas 4:8
Salomón hizo diez mesas y las colocó en el templo, cinco en el lado sur y cinco en el lado norte. También hizo cien aspersorios de oro.

2 Crónicas 29:32
Así que la asamblea llevó setenta bueyes, cien carneros y doscientos corderos, para ofrecerlos en holocausto al Señor.

Esdras 2:69
De acuerdo con sus capacidades económicas dieron, para la obra de reconstrucción, cuatrocientos ochenta y ocho kilos de oro, dos mil setecientos cincuenta kilos de plata y cien túnicas sacerdotales.

Esdras 6:17
Como ofrenda de dedicación, ofrecieron a Dios cien becerros, doscientos carneros, cuatrocientos corderos y doce chivos, conforme al número de las tribus de Israel, para *expiación por el pecado del pueblo.


Un número presente en las murallas y puertas de Jerusalem

Nehemias 3:1
Entonces el sumo sacerdote Eliasib y sus compañeros los sacerdotes trabajaron en la reconstrucción de la puerta de las Ovejas. La repararon y la colocaron en su lugar, y reconstruyeron también la muralla desde la torre de los Cien hasta la torre de Jananel.

Nehemias 12:39
Pasamos por encima de la puerta de Efraín, la de Jesaná y la de los Pescados; por la torre de Jananel y la de los Cien, y por la puerta de las Ovejas, hasta llegar a la puerta de la Guardia. Allí nos detuvimos.


Un número de castigo

Deuteronomio 22:19
Además, le impondrán una multa de cien monedas de plata por haber difamado a una virgen israelita, y se las darán al padre de la joven. Ella seguirá siendo su esposa y, mientras él viva, no podrá divorciarse de ella.

Prov 17:10
Cala más un regaño en el hombre prudente que cien latigazos en el obstinado.


Un número del buen pastor

Mateo 18:12
»¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se le extravía una de ellas, ¿no dejará las noventa y nueve en las colinas para ir en busca de la extraviada?


Un número de discusión

Mateo 18:28
»Al salir, aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros que le debía cien monedas de plata. Lo agarró por el cuello y comenzó a estrangularlo. "¡Págame lo que me debes!" , le exigió.


Un número de recompensa

Mateo 19:29
Y todo el que por mi causa haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más y heredará la vida eterna.


Un número de plenitud

Juan 2:6
Había allí seis tinajas de piedra, de las que usan los judíos en sus ceremonias de *purificación. En cada una cabían unos cien litros.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Cuando Dios da órdenes extrañas! Delimitando Territorio



Hola... quiero compartir una estrategia que Dios nos dio recientemente, moviéndonos a salir de nuestra casa y ver hacia los alrededores... Cuando Dios habla, a veces recibimos órdenes extrañas... son muchos los profetas en el Antiguo Testamento e incluso algunos apóstoles en el Nuevo Testamento que recibieron órdenes extrañas... y creo que a partir de este momento, el Espíritu Santo me decía que el quería hacer cosas nuevas y que ya las estaba haciendo! Por eso, no se puede tener una mente cerrada ante lo que el Espíritu está diciendo a la iglesia...



Tuve un sueño a través del cual, el Espíritu Santo me inquietó y me dijo: Sal de tu casa y mira que hay debajo de ella, una peluquería? Un negocio?


La verdad es que no lo sabía…
“Recorre los alrededores y declara MI SANTIDAD en esos lugares” “Delimita el territorio con mi santidad”.
No entendí todo, porque pensé que me estaba diciendo que declarara santos esos lugares, y le dije que esos lugares no eran santos…



El Señor me dijo: Lo que he declarado puro, no lo llames tu impuro… (Hechos 10:15).
El Señor me quiso decir que él ha determinado que nuestros alrededores de nuestras casas sean para él…



Y continuó diciéndome: “Vas a declarar mi santidad en esos lugares, porque mi santidad es parte de mi naturaleza y al tu declarar mi santidad, estás declarando que ocurrirá un cambio de naturaleza en esos sitios. Mi santidad se apropiará de esos lugares. No habrá mezcla entre lo santo y lo profano, entre lo puro y lo impuro, sino que mi santidad absorberá todo lo impuro…”.

Y entendí, aunque denominamos a esta estrategia DELIMITANDO TERRITORIO, No significa que hay límite para la Presencia de Dios, sino que hasta ahora eso es territorio del enemigo y nunca lo hemos declarado como nuestro… No limitamos la manifestación de Dios hasta nuestra cuadra, sino que es como cuando tiras una piedra en el río y la onda se va expandiendo… así sucederá…




Cómo lo hicimos? El Señor nos trajo la Palabra de Jericó, durante 7 días, una vuelta a la cuadra, y el último día, dimos 7 vueltas... y nos dijó que así como cayeron las murallas de Jericó así debían caer los muros de iniquidad que habían alrededor de nuestra cuadra...

Antes de ir, AYUNAMOS un día como Preparación para lo que ibamos a hacer!

Y concluyo con lo siguiente: Es el sueño de Dios caminar y habitar entre nosotros!
Levítico 26:11-12
"Estableceré mi morada en medio de ustedes, y no los aborreceré. Caminaré entre ustedes. Yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo".


Por eso, debemos preparar nuestras casas, nuestros alrededores y nuestras calles para las manifestaciones de la Presencia de Dios que se verán en los próximos días!

sábado, 12 de septiembre de 2009

Advertencia? Sismo de 6,2 en Venezuela!


Hola a todos!! Realmente hoy un fue un día atípico en la historia de nuestro país... tanto, que me ha hecho ponerme a escribir aunque sea una nota de lo que ocurrió hoy en Venezuela... aunque no hubo consecuencias fuertes y lamentables (Gracias a Dios, por lo menos donde vivo, aunque hubo 14 personas con heridas leves), creo que alguien allá arriba nos está llamando la atención una vez más...

Hoy hubo fuertes lluvias en la capital y eso hizo que se "inundaran" algunas partes de Caracas, además, que yo sepa, nunca había caido granizo en nuestro tierra y hubo lluvia con granizo! En el momento que estaba viendo las noticias, de repente! PUM! TEMBLÓ! Y comenzó todo a moverse! y por unos segundos el país se trastornó un poco... muchos se asustaron, otros salieron de sus casas o apartamentos y algunos hasta lloraron del susto... las líneas telefónicas se colapsaron, todo el mundo dejó de hacer lo que estaba haciendo !! en el instante!!

(La foto es en Chichiriviche, después del sismo)

Así, sí se le llama la atención a ALGUIEN... Y recordaba que Dios nos ha dicho que el avivamiento de Venezuela está cerca... pero también recordaba que no puede venir avivamiento sin arrepentimiento...

Mucha gente se siente confundida porque lee las palabras proféticas que hablan de bienestar, salvación y prosperidad y escucha por otras partes profetas hablando de arrepentimiento y de juicio de Dios... y quién tiene la razón?

Antes me confundí, pero después, Dios me explicó... Los dos! Hay dos palabras paralelas que Dios está hablando en este tiempo: ARREPENTIMIENTO para los que todavía tienen iniquidad y cosas torcidas en su interior y AVIVAMIENTO + PROSPERIDAD para aquellos que por mucho tiempo han estado orando, sembrando y sufriendo por la causa de Dios...

Dios me daba Mateo 13 donde dice que la cizaña y el trigo crecerán juntas... entonces por eso, son las dos palabras paralelas!

Hay otra cosa... NO puede venir vientos de avivamiento, si no se desata primero el viento del este... el viento del este es un viento de JUICIO, para Arrepentimiento.... es necesario pues que sople este viento sobre nuestro país... Sopla, viento del este para arrepentimiento!

Creo firmemente que este sismo ES DIOS LLAMÁNDONOS SU ATENCIÓN... porque nos AMA... y termino con esto:

"Habrá señales en el cielo y en la tierra, sangre, fuego y humo... porque el día del Señor está cerca". Venezuela ES tiempo de Arrepentimiento porque es Tiempo de Avivamiento!

lunes, 7 de septiembre de 2009

CUÁNDO?


¿Cuándo fue la última vez que recibiste nuestras ofrendas?
¿Cuándo fue que nos desviamos?
¿Cuándo fue que nos abandonaste?
¿Cuándo fue la última vez que te adoramos realmente?
¿Cuándo comenzaron a vaciarse nuestros graneros de vino, trigo y aceite y no nos dimos cuenta?
¿Cuándo perdimos el sendero?
¿Cuándo entramos en la oscuridad y dejamos la luz?
¿Cuándo nos convertimos en un pueblo cautivo?
¿Cuándo perdimos la libertad?
¿Cuándo fue la última vez que caminaste entre nosotros, Señor?
¿Cuándo fue que empezaste a rechazarnos?
¿Cuándo empezó a molestarte nuestra alabanza y adoración?
¿Cuándo fue que nos convertimos en un pueblo saqueado y en cuevas?
¿Cuándo dejamos de sentir Tu Presencia y no nos dimos cuenta?
¿Cuándo empezamos a ser egoístas?
¿Cuándo empezamos a recibir la gloria nosotros para dejar de dártela a ti?
¿Cuándo dejaste de ser importante para nosotros?
¿Cómo fue que quedamos en ruinas?
¿Cómo fue que el enemigo destruyó nuestras murallas y no hicimos nada por impedirlo?
¿Cuándo fue la última vez que te vimos como nuestro Dios?
¿Cuándo, Señor?

Y el Señor respondió: Cuando dejaron de buscarme con todo el corazón…

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Apuntes de Profeta!

No es casualidad, que en la Biblia, aparezca con frecuencia la siguiente frase: “Y el Señor me dijo”, y eran los profetas hablando de parte de Dios… ¿Cómo podían recordar todo lo que el Señor les decía? Si bien es cierto que cuando Dios escribe en tu mente y en tu corazón, eso nunca jamás se te olvida. Dios sabía que su mente era humana y podía olvidar cosas… y Dios es detallista, y quiere que todo se haga al pie de la letra, y cuando da una palabra profética se cumple exactamente como ÈL lo ha dicho…

Por eso, Habacuc recibió la siguiente orden: “Escribe la visión… ”,

A Isaías, el Señor le dijo: “Toma una tablilla grande y, con un estilete común, escribe sobre ella”,

A Jeremías le fue dicho: “Así dice el Señor, el Dios de Israel: "Escribe en un libro todas las palabras que te he dicho”. “Escribe en él todas las palabras que desde los tiempos de Josías, desde que comencé a hablarte hasta ahora, te he dicho acerca de Israel, de Judá y de las otras naciones”,

A Ezequiel le dijeron “Tu, hijo de hombre, toma ahora un palo y escribe en él”,

Daniel tuvo un sueño y visiones mientras estaba en su cama. Entonces puso por escrito lo más importante de su sueño,

A Juan se le ordenó: “Escribe en un libro lo que veas y envíalo a las siete iglesias”…
En reiteradas oportunidades, el Señor me había dicho: Escribe… escribe lo que te estoy diciendo… y lo estaba tratando de hacer… y digo tratando, porque a veces me hablaba mientras estaba comiendo o haciendo las tareas domésticas o bañándome y no tenía ni papel ni lápiz… pero también tengo que reconocer que me había dado flojera o no le había dado mucha importancia… especialmente, porque en los primeros tiempos no tenía claro mi llamado a profeta…

Cuando empecé a escuchar a otros profetas, me fijé que algunos de ellos eran bien exactos, es decir, anotaban la fecha y hora de cuando Dios se los había dicho… así que me propuse avanzar en mi llamado, obedecer y me compré un cuaderno!

Un cuaderno, donde escribes lo que Dios te dice, la fecha y si es posible la hora… y me preguntaba como escribían los profetas bíblicos, como eran sus apuntes!. Un cuaderno donde se anotan las palabras proféticas y a la mitad, se anotan los sueños y visiones. De un sueño, se anota lo que sucede en el sueño, los símbolos, el mensaje o posible significado, la hora, y lo que te pasó cuando te despertaste, que impresión te dejó…

Ahora estoy convencida de la importancia de escribir la revelación de Dios sobre lo que va a suceder… Porque Dios no se olvida de lo que dijo, pero nosotros si!, y reconozco que a la hora de comprar el cuaderno, ya tenía muchísimas palabras que nunca había anotado! Por que se me pasó… pero confíe en que el Espíritu Santo nos recordará todas las cosas…!

Algo he aprendido de Dios y Dios es reiterativo, es decir, nos repite las cosas una y otra vez… y así es con las palabras proféticas… y te puede decir lo mismo, en palabras distintas, o en libros de profetas distintos! Quizás porque sabe que nosotros podemos olvidar… porque su tiempo no es el nuestro… y quizás pensamos, “se cumple en un mes” y se cumple es en un año… jejeje…

Si Dios te está empezando a hablar y a revelarte cosas, Escríbelas! Sea sueño. Visión, o palabra profética!