Blogs cristianos

lunes, 21 de septiembre de 2009

Cuando Dios da órdenes extrañas! Delimitando Territorio



Hola... quiero compartir una estrategia que Dios nos dio recientemente, moviéndonos a salir de nuestra casa y ver hacia los alrededores... Cuando Dios habla, a veces recibimos órdenes extrañas... son muchos los profetas en el Antiguo Testamento e incluso algunos apóstoles en el Nuevo Testamento que recibieron órdenes extrañas... y creo que a partir de este momento, el Espíritu Santo me decía que el quería hacer cosas nuevas y que ya las estaba haciendo! Por eso, no se puede tener una mente cerrada ante lo que el Espíritu está diciendo a la iglesia...



Tuve un sueño a través del cual, el Espíritu Santo me inquietó y me dijo: Sal de tu casa y mira que hay debajo de ella, una peluquería? Un negocio?


La verdad es que no lo sabía…
“Recorre los alrededores y declara MI SANTIDAD en esos lugares” “Delimita el territorio con mi santidad”.
No entendí todo, porque pensé que me estaba diciendo que declarara santos esos lugares, y le dije que esos lugares no eran santos…



El Señor me dijo: Lo que he declarado puro, no lo llames tu impuro… (Hechos 10:15).
El Señor me quiso decir que él ha determinado que nuestros alrededores de nuestras casas sean para él…



Y continuó diciéndome: “Vas a declarar mi santidad en esos lugares, porque mi santidad es parte de mi naturaleza y al tu declarar mi santidad, estás declarando que ocurrirá un cambio de naturaleza en esos sitios. Mi santidad se apropiará de esos lugares. No habrá mezcla entre lo santo y lo profano, entre lo puro y lo impuro, sino que mi santidad absorberá todo lo impuro…”.

Y entendí, aunque denominamos a esta estrategia DELIMITANDO TERRITORIO, No significa que hay límite para la Presencia de Dios, sino que hasta ahora eso es territorio del enemigo y nunca lo hemos declarado como nuestro… No limitamos la manifestación de Dios hasta nuestra cuadra, sino que es como cuando tiras una piedra en el río y la onda se va expandiendo… así sucederá…




Cómo lo hicimos? El Señor nos trajo la Palabra de Jericó, durante 7 días, una vuelta a la cuadra, y el último día, dimos 7 vueltas... y nos dijó que así como cayeron las murallas de Jericó así debían caer los muros de iniquidad que habían alrededor de nuestra cuadra...

Antes de ir, AYUNAMOS un día como Preparación para lo que ibamos a hacer!

Y concluyo con lo siguiente: Es el sueño de Dios caminar y habitar entre nosotros!
Levítico 26:11-12
"Estableceré mi morada en medio de ustedes, y no los aborreceré. Caminaré entre ustedes. Yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo".


Por eso, debemos preparar nuestras casas, nuestros alrededores y nuestras calles para las manifestaciones de la Presencia de Dios que se verán en los próximos días!

No hay comentarios: