Blogs cristianos

sábado, 31 de julio de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 10

Kim, Joo-Eun:

Mientras estaba intensamente orando en lenguas, algo de color rojo se presentó ante mí y saltó sobre mí. El dragón tenía los ojos de un cocodrilo amenazador con gruesas y afiladas garras y trató de asustarme. "Satanás, que horrible eres, huye de mí en el nombre de Jesús!." Yo gritaba como una loca. El dragón se dirigió hacia el hermano Haak-Sung. Haak-Sung se sobresaltó. Su orar en lenguas se hizo más intenso y fuerte. Gritó como lo hice, "Satanás, vete de aquí en el nombre de Jesús. "Pronto, el dragón se acercó a mí, y se transformó en un dragón negro. Con una risa malvada, el dragón comenzó a hablar,"No ores. Abre tus ojos. ¿Por qué cierras los ojos durante la oración? Abre tus ojos en este instante. ¿Por qué oras tan intensamente hoy? ". El trató de romper mi concentración en la oración. Grité otra vez, "Satanás, huye de aquí en el nombre de Jesús". Sin embargo, el dragón no se fue con tanta facilidad. Por lo tanto, tuve que hacer hincapié en "el nombre de Jesús”. Con gritos de "el nombre de Jesús”, el dragón, una vez más se volvió hacia mí con la maldad en sus ojos penetrantes, apretó los dientes y huyó.

Pronto otro espíritu me miró y comenzó a avanzar hacia mí. Me di cuenta que era una mujer famosa que se ve en muchas películas de terror coreanas y en la televisión. Me entró miedo, pero yo sabía que si mostraba algún temor, me atacarían. Con todas mis fuerzas, traté de no reflejar ningún temor y de luchar con el fantasma en oración. El propósito de esta figura es asustar a la gente hasta la muerte. Por las comisuras de los labios goteaba sangre y tenía el pelo enredado y despeinado. Hizo un sonido horrible, una risa espantosa. Con todas mis fuerzas, le grité: "Huye de mí en el nombre de Jesús", y desapareció.

Más tarde, el Señor Jesús se presentó ante mí. Sin embargo, esta vez sentí que había algo raro. Sentí malestar y miedo. Me acordé de que mi pastor dice que tenga cuidado, ya que el diablo puede aparecer como un ángel de luz. Nos dijo que si no éramos capaz de discernir, que oráramos en lenguas o probáramos al ángel con la Escritura. Traté de probar a este Jesús orando en lenguas. En el momento en que oré en lenguas, se transformó. El demonio había llegado disfrazado de Jesús.

Baek, Bong-Nyo:

Hoy, mientras estaba orando en lenguas, el Señor Jesús vino a mí. Clamé: "Señor, Señor". Jesús habló: "Deja de llorar. Vine a llevarte al cielo. Ven conmigo". Wow! " Siempre que visito el cielo me abruman todos los misterios, que son ilimitados y eternos. Estoy impresionada por las vistas maravillosas. Creo que tardaría una eternidad en ver y experimentar todo el Cielo. Jesús me dijo que fuera y observara la iglesia en el cielo. Tan pronto como llegamos allí, me sorprendí de ver un impresionante edificio. Yo estaba anonadada. Era tan grande, parecía como si se pudiera alcanzar el cielo en el cielo.

Más tarde, Jesús dijo: "Bong-Nyo, vamos a ir a visitar el pico más alto de los cielos." Cuando llegamos a la cima, pude ver muchas áreas diferentes del cielo. Vi muchos ángeles y un enorme jardín con muchos tipos diferentes de flores. Era imposible para mí contar todos los diferentes tipos de plantas y flores que vi. Pude ver un mar sin fin, claro como el cristal. Hubo muchas naves hermosas flotando en el agua.

Más tarde, cuando estaba de regreso en la Tierra, a pesar de que acababa de visitar el cielo, me acordé de mis padre y hermano en el infierno. Lloré durante muchas horas, y no sabía qué hacer. Pronto, un grupo de quince ángeles aparecieron. "El Señor nos mandó a venir para confortarte Bong-Nyo. Por eso estamos aquí." Me rodearon y empezaron a ministrarme con cálidas palabras de consuelo. Pronto fui capaz de calmarme, y mis lágrimas se secaron.

Más tarde, mientras continuaba orando, de repente vi el cielo abierto, y a Dios Padre sentado en su trono celestial. Habló y me dijo que dejara de llorar. El Espíritu Santo vino y me dijo al oído: "Voy a darte a ti y a Kang-Hyun-Ja un don de sanidad y fuego del Espíritu Santo. Sin embargo, tu debes buscarme con intensidad. " Mientras Jesús estaba de pie al lado del Padre, él me dijo: "Bong-Nyo, cuando te canses y debilites, yo te ungiré con el poder del Espíritu Santo."

No hay comentarios: