Blogs cristianos

viernes, 30 de julio de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 2

Lee, Yoo-Kyung:

Estaba anhelando profundamente y con todas mis fuerzas clamando al Señor: "Jesús, Jesús te amo. Déjame verte". Yo clamaba y oraba intensamente en lenguas. Había pasado alrededor de una hora cuando de repente vi un resplandor de luz brillante, y a alguien que estaba de pie dentro de la luz. Abrí los ojos llena de asombro, pero no ví nada. Cuando cerré los ojos otra vez, pude ver con claridad, así que seguí con los ojos cerrados. Jesús estaba delante de mí y tenía una ropa brillante. "Yoo Kyung-, te amo" Jesús dijo estas palabras, entonces se acercó y se sentó frente a mí. Nunca vi a nadie tan hermoso como él. Jesús me acarició el pelo suavemente y me dijo: "Yoo Kyung-, Te amo" me puse a llorar y mi corazón fue quebrantado.
"Te quiero mostrar cómo es el Cielo,". Pronto nos encontramos en camino, había una luz tan brillante que no podía abrir los ojos. Pensé: "Este debe ser el cielo." Cuando llegamos, innumerables ángeles con alas nos dieron la bienvenida, y Jesús me presentó a muchos ángeles. Más tarde Jesús me preguntó: "Yoo Kyung-, ¿estás contenta?" "Sí, Jesús, muy, muy feliz." Jesús dijo: "Ora con diligencia, obedece al Pastor Kim, y asiste a los servicios, entonces yo te llevaré a visitar el cielo con más frecuencia."

Baek, Bong-Nyo:

Cada uno de nosotros estaba de rodillas en un cojín para orar. Junto a mí estaba la esposa del pastor, quién estaba danzando llena del Espíritu Santo. Su danza era suave y fluida, como el agua. Ella estaba radiante y danzando como el Espíritu Santo la guiaba.

Seguí orando en lenguas. De repente una luz brilló y allí estaba Jesús vestido con un traje blanco brillante. "Bong-Nyo. Te amo." Las palabras no pueden describir la alegría desbordante que sentí por encontrarme con el Señor. Yo tenía muchas preguntas para Él, y Él las respondió con prontitud.

Lee, Haak-Sung:

Me concentré en orar en lenguas, mi oración estaba llena de autoridad y mi voz fue poderosa. Mi cuerpo estaba ardiendo como fuego. Mi camisa estaba empapada en sudor. Yo nunca en mi vida había experimentado ese fuego ardiente del Espíritu Santo que vino sobre mí. Yo estaba alegre.

La esposa del Pastor, Kang, Hyun-ja:

Yo no había orado una oración decente por mucho tiempo, así que sentía la urgencia. Mientras oraba, el ambiente espiritual cambió alrededor de nosotros. Yo anhelaba recibir la danza espiritual con la que Choo Thomas había sido ungida. Y luego, por primera vez, tuve la oportunidad de danzar sin dudarlo. Durante un tiempo oculté este regalo, pero luego me dejé guiar por el Espíritu Santo. Mi cuerpo fue ungido con fuego mientras mis manos se movieron libremente con la música.

No hay comentarios: