Blogs cristianos

martes, 3 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 14 cont...

Baek, Bong-Nyo:

Oré: "Señor, ¿por qué no has guardado tu promesa de bendecirnos financieramente? Rompiste tu promesa. Míranos. Cuando oramos, oramos en el frío, mientras oramos, nos estremecemos, y constantemente tenemos que frotar nuestras manos para mantener el calor. No entiendo por qué no nos has bendecido. No tenemos nada que comer, excepto el arroz y el kimchi... La familia del pastor no tiene dinero y mi familia no tiene dinero. Estamos luchando... Cuando oramos toda la noche, quedamos adoloridos por haber estado mucho tiempo en una misma posición. Debido a la falta de alimentos adecuados, no somos fuertes físicamente. ¿Por qué continuamos así? Señor, no puedo soportarlo más". Estaba murmurando y quejándome sin pensar. Pero el Señor amablemente escuchaba cada palabra. El Señor realmente fue paciente conmigo. Con palabras cálidas, el Señor comenzó a hablar gentilmente, "No necesitamos preocuparnos por nada. "

Luego, me empezó a mostrar el infierno. "Vamos a movernos. Ahora, mira esta escena," Jesús dijo. Y luego vi una gran bestia, tan grande como una montaña. Era semejante a un reptil o un dragon y mi madre estaba cerca de él. Usó su lengua para enrollar a sus víctimas y luego masticó y tragó a cada persona. Yo lloré y lloré. "Bong-Nyo, cuando tu lloras, yo siento tu dolor. Cuando tu corazón se aflige, mi corazón entra en aflicción. Cuando estás triste, yo también. Si tu madre estuviera viva todavía, podría ayudarte. Pero, es demasiado tarde. Si tu quieres quejarte y enojarte, tu puedes hacerlo. Estaré aquí para escucharte. Yo se que estás angustiada. "

Luego, yo vi al padre de nuestro pastor en el infierno. Una criatura demoniaca lo iba a introducir en una olla, con un líquido hirviendo adentro que era licor. Le pregunté al Señor, porque él estaba aquí. Jesús respondió, " El pecó mucho y fue abusive con su esposa. El fue un alcohólico. El alcohol fue su ídolo. Su alcoholismo afectó su trabajo y él descuidó a sus hijos. Sus hijos tuvieron una vida difícil. Como resultado, él esta siendo atormentado en ese líquido para siempre. El padre del pastor comenzó a gritar, "Oh, Yo hice muchas cosas terribles. Mi esposa aceptó a Jesucristo como Salvador y Señor y pudo entrar al cielo. Mientras estuve en la tierra yo bebía todo el día. Nunca tuve cuidado de mi familia, nunca estuve pendiente de sus necesidades básicas. Mi esposa trabajaba durante todo el día para alimentar a nuestros niños. Yo soy responsable de que ella tuviera una vida difícil. La paga por mis pecados es esta. Por favor, cuando regreses a la tierra, dile a mi hijo menor que continue asistiendo a la iglesia. Dile que sea fiel al Señor y que crea. " El también me dijo que le dijera a su hijo que ir a la iglesia no era en vano. Ellos deben guardar los domingos de manera santa, arrepentirse sinceramente, y caminar con el Señor como un cristiano. El continuó, "Estoy en el infierno y atormentado. El infierno es el final pero el tormento no termina. Hay desesperanza. Por favor, evangeliza a tus hermanos, hermanas y parientes para que tengan una oportunidad de ir al cielo. "

Jesús y yo continuamos viajando a través del infierno. Llegamos a un lugar donde pude notar una gran multitud de gente que llenaba el cielo del infierno, si se le puede llamar así. Ellos eran de diferentes naciones, y todos estaban en cruces. Las cruces fueron de madera y ellos estaban crucificados tal como Jesús fue crucificado. Le pregunté a Jesús que pecado habían cometido, y el me respondió enojado, "Estas son personas que asistían regularmente a la iglesia, llevaban su Biblia a la iglesia pero su adoración y oración eran vanas. Fueron impostores. Fueron hipócritas. Fuera de la iglesia, fueron borrachos y fumadores. No guardaron el Domingo. Después de los servicios de la iglesia, fueron ociosos, o hicieron actividades para su propio placer como alpinismo, etc. Algunas de estas personas fueron estafadores. Ellos prestaron dinero y luego lo cobraron con intereses altísimos y así se hicieron ricos. Muchas familias cayeron en bancarrota gracias a ellos. Hubo rupturas familiars por el estrés financiero. Sus corazones y acciones fueron mundanas, aunque en sus palabras decían tener fe. Si realmente ellos hubieran caminado en la fe, con todo su corazón y sus fuerzas, ellos hubieran entrado al cielo. Ellos no nacieron de nuevo debido a su falta de fe. No nacieron del agua y del Espíritu. Ellos siguieron a la tradición antes que a Dios. Sus actividades mundanas fueron más importantes y tomaron mayor importancia que Dios. Sus vidas no reflejaron una fe verdadera. Ellos sirvieron con un corazón dividido. "
Toda la gente que estaba colgada en las cruces fue cubierta con insectos, pequeños y grandes, quienes picaban sus cuerpos. Fue un tormento de tormentos. Jesús me dijo que el tormento se repetiría una y otra vez por toda la eternidad. El me dijo mira la gente que creyó en vano.
Estuve temblando incontrolablemente de miedo, el Señor me dijo amablemente, " Bong-Nyo, estás muy temerosa. Es suficiente por hoy, vámonos. Bong-Nyo, tu has sido testigo de tu familia en tormento. Has llorado mucho. Quiero consolarte y darte fuerzas. Cuando lleguemos al cielo, y entremos a la iglesia quiero que ores y observes la adoración. " La iglesia de Dios en el cielo es llena de luz y gloria. Es sorprendente, con multitudes de santos y ángeles.

No hay comentarios: