Blogs cristianos

jueves, 5 de agosto de 2010

Baptized by Blazing Fire, Día 15

Kim, Joo-Eun:

Mientras estaba orando fervientemente, tuve una visión frente a mí. Vi a un hombre mirando TV en su casa. Mientras estaba mirando la TV, un demonio grotesco salió de la TV y entró en el cuerpo del hombre. El hombre nunca se dió cuenta del efecto espiritual que tuvo el ver la TV. Luego, en mi visión, pasé a observar un café de internet lleno de gente que navegaba en la red o jugaba durante las 24 horas del día. El lugar estaba lleno de jugadores. Un hombre le daba toda su atención al juego. Había estado jugando por horas, sus ojos estaban enrojecidos. De repente, un espíritu demoníaco en forma de esqueleto, salió de la pantalla del computador y entró en su cuerpo. Con el espíritu dentro de él, se volvió más adicto y jugaba con intensidad. Después de que observé esto, decidí ser más cautelosa con lo que veo y hago en el internet.

Luego yo noté un demonio en forma de media luna. Con agitación en su voz, dijo: "Vamos al café de Internet." Y en la visión, yo vi a este demonio entrando en el café de Internet. El demonio hizo que el hombre fuera un adicto al jugo, él dijo, "Desde que empiezas a ser absorbido por los juegos, entraré en tu cuerpo. " Luego entró en el cuerpo del hombre. Muchos espíritus de adicción acosaban a la gente en el café de internet. Incluso algunos santos, cayeron en esta trampa. Ellos pasaban menos tiempo orando y más tiempo con las computadoras. Como resultado, su asistencia a la iglesia y su vida espiritual fueron comprometidas. Los demonios fueron responsables de atraer a la gente. Estas personas se volvían ciegos y no se daban cuenta de que los espiritus malignos fueron los responsables de sus adicciones y acciones.

Más tarde esa noche, como yo continue orando, numerosos espíritus malignos trataron de atacarme. Un espíritu se me apareció primero en forma de león. Fue bastante aterrador, y yo empecé a temblar. El dijo, "Te llevaré a las cámaras del infierno. " Yo grité, "De qué estás hablando? Tú, demonio, en el nombre de Jesucristo, apártate de mi!. " Se fue. Otro demonio apareció. Me dije a mi misma, "Porqué están apareciendo tantos demonios hoy?". Extrañamente, este demonio caminaba en una manera particular, como un pato. No pude evitar reirme. El demonio gritó asperamente, "Por qué te estás riendo de mi?. No te rias. " Después de una fuerte reprensión, se apartó.

Luego apareció un espíritu en forma de mujer joven con un vestido blanco. Ella tuvo colmillos como Drácula, con sangre escurriéndose por su boca. Ella estaba tratando de distraerme de mi oración, entonces clamé a Jesús por ayuda, y ella se apartó con una expresión feroz en su cara.

Lee, Haak-Sung:

Hoy varios espíritus demoníacos me atacaron. El primero se parecía a una rana enorme, tuvo una aparición desagradable. Fui capaz de echarlo fuera en el nombre de Jesús. El segundo espíritu tuvo una apariencia grotesca de una cara humana, con un lado severamente quemado. Clamé a Jesús y el Señor apareció. Cuando Jesús se me acercó, el espíritu maligno, huyó.
Pero yo noté que Jesús estaba sangrando. El estuvo en silencio y sangró frente a mi. No pude imaginar la cantidad de sangre que el Señor perdió. La sangre fluyó de muchos lugares en su cabeza. Parecía interminable. Sollocé profusamente. El Señor extendió sus manos hacia mi y me mostró sus muñecas. Pude ver los huecos por donde clavaron sus manos y por donde fluía sangre. El Señor dijo" Haak-Sung, hoy hiciste un buen trabajo evangelizando. También limpiando la iglesia. "El parecía muy orgulloso de mis esfuerzos y continuo dándome palabras de afirmación, "Mi Haak-Sung, tu evangelizaste y cuidaste de tus hermanos y hermanas más pequeños. El tiempo estuvo muy frío, pero tu venciste los obstáculos. Hiciste un buen trabajo. Estoy orgulloso de ti." Luego, me dió un abrazo.

Una vez que Jesús se fue, cuatro espíritus me atacaron. Uno de ellos dijo, "No ores. Detente. Tu no puedes orar. " Otro espíritu se movió rápidamente de un lado a otro en un intento de confundir y distraerme. Me concentré con todas mis fuerzas para no desenfocarme y clamé con el corazón. Como resultado, todos los espíritus malignos huyeron.

Luego, Jesús me llevó al infierno. Me mostró un lugar donde las multitudes estaban gritando y gimiendo del dolor, dentro de una enorme olla negra caliente. Fuera de la olla, hubo innumerables espíritus malignos caminando y volando en todas las direcciones. Jesús dijo, "Haak-Sung, no tengas miedo. Los espíritus malignos no te pueden hacer daño porque yo te estoy protegiendo. Este es un lugar llamado “el tormento de la olla hirviendo”. Es el lugar para los alcohólicos y gente fumadora. " Cuando la gente entraba en el líquido hirviendo, su carne se desintegraba. Extrañamente, hubo fuego adentro del líquido que estaba hirviendo. Después de mostrarme esto, Jesús me llevó de regreso a la iglesia.

Lee, Kyung Yoo-:

Uno por uno, numerosos espíritus malignos trataron de distraerme acosándome. Los reprendí a todos. Luego, Jesús apareció usando una vestidura brillante " Yoo-Kyung, vamos al Cielo. "Tan pronto como llegamos al cielo, los ángeles nos saludaron y Jesús me llevó a un cuarto lleno de muchos libros. El quiso que yo explorara y leyera la enorme colección de libros, de diferentes temas. Todos eran de oro y estaban ordenados elegantemente en estantes.
continuará... en el Libro 2!

No hay comentarios: